San Justo: Dueño de super chino baleó a una clienta

disparo-revólver  Una mujer de 26 años resultó herida -le disparó tres veces y un balazo le dio en un glúteo- por el dueño de un supermercado chino de San Justo, quien la confundió con una ladrona de vinos.

Una joven de 26 años fue baleada por el dueño de un supermercado de capitales asiáticos en la localidad de San Justo, quien perpetró la brutal agresión porque confundió a la víctima con una «mechera» de vinos. Ahora, la mujer se encuentra aterrada, porque su casa es merodeada por integrantes de la «mafia china».

Según contó un vecino de la mujer, el hecho sucedió días pasados en un supermercado ubicado entre las calles León Gallo y Montañeses, de la citada localidad de La Matanza, donde una joven identificada como Gina C., de 26 años, fue a realizar unas compras, pero al llegar a la caja la empleada comenzó a reprocharle que había hurtado un vino.

Al cabo de unos minutos de fuerte discusión, en los que se había establecido que la sospechosa del robo era otra vecina, del fondo del lugar apareció el dueño del comercio, portando una pistola calibre 3.80, quien realizó tres disparos apuntando a la joven clienta. «Uno de los tiros le impactó en el glúteo y realizó un recorrido por la pierna. Afortunadamente fue atendida de inmediato, y se recuperó a los pocos días. Pudo ser mucho más grave», contó el vecino de la mujer.

Mientras tanto, el comerciante chino fue detenido por efectivos policiales de la Comisaría de San Alberto, acusado de lesiones graves, agravado por el uso de arma de fuego. «El problema ahora es que la mujer se tuvo que ir de la casa y alojarse en la vivienda de un familiar, porque su casa es merodeada de manera permanente por gente de la mafia china«, señaló el vecino.

El hombre explicó que el supermercado donde ocurrió el episodio le paga a un grupo mafioso por seguridad, tal como se acostumbra en la comunidad. «Lo que pensamos es que el comerciante les debía dinero, o algo así. Entonces quieren tomar represalias con la mujer», dijo el hombre.

«Esta mujer es vendedora ambulante, y ahora se encuentra sin la posibilidad de ir a trabajar, por la herida de la pierna, pero también porque tiene miedo de salir a la calle y le ocurra algo», cerró el vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *