San Justo: Asesinan a policía en la puerta de boliche

boliche-SkylabUn oficial murió de un balazo en la espalda mientras estacionaba su vehículo al arribar a un local bailable de San Justo. Sospechan de un «trapito» con el que discutió minutos previos a su muerte. 

Un agente de la Policía Federal fue asesinado esta madrugada de un balazo por la espalda cuando estacionaba su auto para dirigirse a bailar en un boliche de la localidad bonaerense de San Justo, informaron fuentes policiales y judiciales.

Los investigadores intentan determinar ahora si el agente asesinado, llamado Jonathan Ramírez, quien prestaba servicio en el Cuerpo de Policía Barrial de la Policía Federal, fue atacado por un «trapito» con el que discutió mientras estacionaba su auto.

Según las fuentes, todo comenzó cerca de las 3 de esta madrugada cuando Ramírez se movilizaba junto a unos amigos en su Volskwagen Gol y se dirigían a bailar al boliche «Skylab», en Guatemala y Juan Manuel de Rosas, en San Justo, en el partido de La Matanza, al oeste del conurbano bonaerense.

Los investigadores policiales explicaron que Ramírez, que estaba vestido con ropas de civil, dejó a sus amigos en la puerta del boliche y les dijo que iba a estacionar el auto sobre Guatemala y que, luego, regresaba.

Pocos minutos después, Ramírez volvió con sus amigos que se hallaban en la puerta del local y se desplomó ante ellos, con un balazo en la espalda.

Inmediatamente, los amigos alertaron al 911 y pidieron una ambulancia, que lo trasladó al Hospital Paroissiene, donde finalmente murió.

El Volkswagen Gol del policía asesinado fue secuestrado y se encuentra en la comisaría de San Justo, donde será sometido a peritajes.

Los investigadores creen, en base al relato de testigos, que el agente dejó estacionado el auto sobre Guatemala y que allí fue abordado por un joven que dijo ser «cuidador» de la cuadra y que debía abonarle para dejar su vehículo.

En esas circunstancias, los pesquisas sospechan que se originó una discusión en la cual el «trapito» extrajo un arma de fuego y le disparó en la espalda.

Las fuentes policiales y judiciales aseguraron que al momento del hecho el agente no portaba su arma reglamentaria ni su chapa policial, en tanto analizaban si las cámaras de seguridad de la zona pudieron captar en algún momento una discusión entre la víctima y su agresor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *