San Isidro: Le dieron prisión domiciliaria a dos maestras del «jardín del horror»

La Justicia hizo una excepción y aceptó el pedido de las condenadas hasta que quede firme el fallo por los abusos contra chicos de entre 3 y 5 años en el jardín Tribilín de San Isidro.

La Justicia aceptó el pedido el pedido de prisión domiciliaria de dos de las cinco docentes condenadas por maltratar a chicos de entre tres y cinco años en el Jardín de Infantes Tribilín en la localidad bonaerense de San Isidro.

La medida fue confirmada por el abogado de las familias, Sergio Arenas, quien expresó que «la morigeración no queda firme hasta tanto se defina si se apelará».

La moderación de la pena fue aprobada para Mariana Buchniv, condenada a cinco años y seis meses, y Gisela Diap, condenada a cuatro años y seis meses.

El letrado indicó que «el pedido había sido presentado por la defensa de las cinco condenadas pero el tribunal lo concedió sólo para dos casos: en el caso de Buchniv porque tiene padecimientos psquiátricos y en el caso de Diap porque era la condena más baja».

Arenas indicó que «el pedido de la defensa fue fundado en los malos tratos que las mujeres reciben en la alcaidía donde se encuentran detenidas» y agregó que «ahora la fiscalía cuenta con cinco días hábiles para apelar; en caso de que esto suceda será la Cámara la que determine, mientras tanto ellas deberían aguardar detenidas».

El 5 de noviembre pasado el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro – que ahora aceptó la morigeración de la pena- condenó a la directora del Jardín, Noemí Nuñez a siete años y siete meses de prisión; a Yanina Gogonza, a siete años; Noelia Gallardo, a seis años y tres meses, junto a Mariana Buchniv y Gisela Diap por los delitos de «abandono de persona, amenazas y lesiones» contra al menos a 40 nenes y nenas que asistían a jardín de infantes ubicado en la localidad bonaerense de San Isidro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *