Reabrirán los calabozos de comisarías para albergar detenidos

puerta-calabozoEl gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, dispuso volver a abrir las cárceles aunque previamente deberán ser “reacondicionados” e inspeccionados.

El gobierno bonaerense dispuso reabrir los calabozos de las comisarías para albergar detenidos, en una medida complementaria a la declaración de emergencia de seguridad en territorio provincial.

Según señalaron fuentes de la Gobernación, la decisión tuvo que ver con el aumento de la «operatividad» de la Policía bonaerense, que se tradujo en mayor cantidad de detenciones, tras la declaración de la emergencia de seguridad.

El gobernador Daniel Scioli ordenó la reapertura a través de un decreto publicado este lunes en el Boletín Oficial bonaerense, en el que se estableció que los detenidos podrán albergarse en los calabozos que previamente sean «reacondicionados» e inspeccionados.

La Provincia recordó en el decreto que el cierre de los calabozos «se había fundamentado en la celeridad necesaria para concretar los mecanismos de traspaso de detenidos alojados en comisarías al ámbito del Servicio Penitenciario Bonaerense».

No obstante, señaló que «en esta dinámica, por razones de celeridad, y mientras se gestionan los cupos pertinentes dentro del sistema penitenciario provincial, resultaría apropiada la utilización de la totalidad de las plazas existentes en ámbitos policiales«.

«Resulta oportuno y conveniente disponer la rehabilitación de la totalidad de los calabozos de las dependencias policiales que hayan sido clausurados por las referidas resoluciones ministeriales, sin intervención judicial», estableció el decreto.

El gobierno bonaerense dispuso que antes de la reapertura «se deberán realizar las tareas de reacondicionamiento necesarias para la adecuada protección y amparo de los derechos de las personas alojadas«.

En tanto, el decreto «autoriza el alojamiento transitorio en dichas dependencias respecto de quienes se disponga su detención o aprehensión a partir de la finalización de las obras de readecuación de cada dependencia».  El Gobierno bonaerense había decidido cerrar los calabozos entre 2011 y 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *