Quilmes: Detienen a empleada judicial y a su esposo acusados de vender drogas

Ella trabajaba en una fiscalía de Florencio Varela. Durante el operativo les secuestraron más de 19 kilos de marihuana, 300 gramos de cocaína, 136 microdosis de LSD y 6 pastillas de éxtasis. Los acusados utilizaban como mesa para fraccionar la sustancia, el cambiador de su hijo.

Una abogada que trabajaba en una fiscalía de Florencio Varela fue detenida junto a su esposo acusados de vender drogas en la localidad de Quilmes.

Efectivos de la Superintendencia de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Quilmes allanaron un casa ubicada en Joaquín V. González al 4100 de esa ciudad del sur del conurbano y arrestaron a los sospechosos, quienes eran admiradores del químico suizo Albert Hoffman, descubridor del LSD.

Fuentes policiales informaron que en el inmueble estaba un hombre de 30 años, apodado «El Jardinero», y a su mujer de 38, que trabajaba como empleada judicial en una fiscalía de Florencio Varela.

Los agentes secuestraron 19,200 kilos de flores de marihuana distribuidos en 16 frascos de vidrio, 25 semillas de esa sustancia, 300 gramos de cocaína, 136 microdosis de LSD y 6 pastillas de éxtasis.

Además, la policía se incautó 2 envoltorios con MDA (droga alucinógena), 15 frascos con vestigios de marihuana y 22.345 pesos y 20 dólares.

Una fuente encargada de la pesquisa dijo que el matrimonio quedó acusado de haberse dedicado al cultivo de marihuana en su domicilio y a la venta de drogas sintéticas, destinado a un público «exclusivo y selecto».

Según los voceros, la pareja disponía de cámaras de seguridad en el frente de la vivienda a través de las cuales veían cuando llegaban los clientes y los hacían pasar al interior para evitar poner en evidencia a los compradores.

Los acusados tenían un moderno sistema de lámparas que utilizaban en la germinación, mantenimiento y cultivo de la marihuana e, incluso, llegaron a utilizar a modo de mesa el cambiador de su hijo para realizar el pesaje y fraccionamiento de la sustancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *