Quilmes: Condenaron a policía por matar a un ladrón que le gatilló a su familia

El Tribunal Oral Nº 3 de Quilmes adelantó su veredicto condenatorio para un ex policía de la Comisaría Segunda de Bernal, que en un intento de robo en la vereda de su casa de la localidad de Ezpeleta baleó y dio muerte a Kevin Amarilla. El ladrón previamente había apuntado a dos personas con un arma y les gatilló sin que saliera la bala.

Para los jueces Alejandro Portunato, Alicia Anache y Darío Hernández, el numerario de la Bonaerense resultó “autor penalmente responsable del delito calificado como ‘homicidio calificado por ser cometido por personal de fuerza, en exceso de la defensa’”. El próximo lunes 25 de noviembre se conocerá el monto de la pena y los fundamentos de la misma.

Tras escuchar el fallo, la madre del juzgado expresó su disconformidad y manifestó que “esto es injusto. Crié a mis hijos con mucho sacrificio, los crié bien. Y lo condenan por defender a su familia». Y aclaró «su familia estaba en total indefensión si ingresaban esas personas armadas. Él solo defendió su hogar».

En sus últimas palabras antes de que se diera a conocer el veredicto, el ex uniformado le expresó al Tribunal que aquella noche «lo único que hice fue defender a mi familia. No salí de mí casa, estaba allí festejando y sucedió ésto», dijo y aclaró: «Nunca fui a buscar a nadie».

Según el relato de los testigos durante el transcurso del debate, en la noche del 29 de octubre de 2016 Kevin Amarilla, provisto de una moto, junto a otra persona habría intentado robarle la motocicleta a dos familiares que llegaban a la casa del efectivo para una celebración. Allí, en la puerta de la vivienda de las calles Costa Rica y Baradero de Ezpeleta, Kevin habría apuntado con un arma de fuego a una de las víctimas, le gatilló dos veces, pero la bala no salió.

Mientras se producían los gritos en la vereda, de la vivienda salió la esposa del imputado, que vio la escena dónde Amarilla apuntaba a sus invitados con un arma. En ese momento llamó a su pareja, que se habría identificado como policía, y al escuchar el accionar del arma disparó contra el delincuente, al que encontraron sin vida a 50 metros de la casa del agente. Tenía un arma de fuego, una mochila con celulares, billeteras y una cartera de mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *