Quién es el poliladron de la Quinta de Olivos

Mauro Coitiño fue baleado tras robar el mismo banco dos días seguidos. Sus deudas.

Eran sus últimos días de vacaciones antes de reincorporarse a la fuerza  policial. Sin embargo, Mauro Daniel Coitiño Correa (30), sargento de la  Policía bonaerense, decidió terminar su descanso con un doble robo en su  barrio de orígen.

Fuentes judiciales y policiales indican que Coitiño  asaltó la sucursal Ituzaingó del Banco Francés el lunes y el martes  pasado. La primera vez, llegó hasta la línea de cajas, amenazó con su  arma a los empleados y se llevó tres mil pesos. La segunda, ingresó a  las 14:55, minutos antes del cierre, disparó al aire y logró hacerse con  2500 pesos, un botín nada notorio.

No hubo escape: el custodio del banco tras darle la voz de alto le  disparó en una pierna. Luego, fue detenido. Sin embargo, la mayor  curiosidad en todo esto es dónde se desempeña Coitiño. Natalia Narmona  Luppi, fiscal a cargo de la causa, indica a Perfil.com: “Tengo entendido  que Coitiño está actualmente en la división Custodia de la Quinta  presidencial”.

Coitiño cumplía funciones en la Quinta hace al menos un año. Su tarea era sencilla: vigilar desde las garitas en las esquinas. En Olivos, de la pared hacia adentro, es jurisdicción de la Federal.

Hoy, imputado por robo calificado con arma de fuego, el sargento se  recupera en la habitación 471 del Hospital de Haedo, donde espera una  intervención quirúrgica y una prótesis. No cometió su combo delictivo  con cualquier arma. Narmona Luppi agrega: “Lo hizo con su nueve  milímetros reglamentaria”. Coitiño habría actuado sin cómplices. La  fiscal ya requirió su legajo y sus antecedentes penales: “Si es policía,  no debería tenerlos”.

En pareja y con un hijo de un año, con domicilio en Merlo, hincha de San Lorenzo, amante de las motos, la cumbia y el heavy metal, Coitiño –según el Boletín Informativo del Ministerio de Seguridad bonaerense– ingresó a la Bonaerense en 2006 tras trabajar en una empresa dedicada a tornería y matricería. En abril de ese año, ingresó al Curso de Formación Inicial en la Sede Descentralizada de Formación Policial Mar del Plata.

Al parecer, el estudio no fue su fuerte: en 2009 fue declarado en  condición de pasante por deber materias de la Tecnicatura Superior en  Seguridad Pública.

De todas formas, Coitiño ya estaba afectado a la  división de Custodia en Morón. De vuelta en Ituzaingó, su madre, Gloria,  está devastada: “Somos una familia honesta y todo el país está  defenestrando a mi hijo”. Por lo pronto, a través de su muro de  Facebook, Gloria se encomienda a la Vírgen.

¿Cuál es fue el móvil de ambos robos? La fiscal aún no lo sabe:  “Coitiño se negó a declarar”, afirma. Sin embargo, las cuentas del  policía están en rojo. Según datos del Banco Central, adeuda 22 mil  pesos en préstamos personales, 4 mil pesos al Banco Columbia y más de 18  mil al Banco Provincia de Buenos Aires, por el cual acusa un atraso de  casi dos meses en el pago.

Fuente Perfil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *