logo-Provinica-ARTProvincia ART Seguros, es una empresa que forma parte del Grupo Provincia, un holding que depende del Banco Provincia, la entidad de la gobernación de la provincia de Buenos Aires que por estos días conduce el siempre candidato Daniel Scioli.

En Internet la empresa se promociona o se vende como líder en el mercado argentino, y es muy importante destacar dos párrafos que textualmente dicen: Asiste a los trabajadores desde que ocurre el accidente hasta la recuperación total del mismo.” “Centro de Emergencias Médicas (CEM): coordina y supervisa la red de prestadores y centros médicos especializados que Provincia ART tiene a disposición de los asegurados, en el país y en el exterior.”

Existe algo que se llama publicidad engañosa, cuya definición es aquella que de cualquier forma, incluida su presentación, puede inducir a error a sus destinatarios o afectar su comportamiento económico, algunos definen a la publicidad engañosa como, un anuncio cuyas características son distintas a las afirmaciones del desempeño de la empresa. La publicidad engañosa se encuentra desarrollada y tipificada en la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor y en la Ley 22.802 de Lealtad Comercial. Aunque a mi entender, bien podríamos decir que es una estafa a la que se le quiso bajar la gravedad de un delito penal y hacer más expeditivo el trámite de denuncia y el proceso posterior.

También en este artículo vamos a realizar una introducción a lo que es la Ley 26.529 o Ley de Derechos del Paciente, la cual es muy clara es su Capítulo I, Artículo 2, donde describe el alcance de la normativa el cual incluye a los prestadores de los seguros de salud.

Es importante mencionar esta Ley y este punto para entender que mal funcionan muchas de las aseguradoras de riesgos del trabajo y además comprender que existen muchas falencias en los organismos de control, especialmente en la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

El Libro de Quejas, se encuentra regulado en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, bajo la Ley 2.247, y es importante destacar que guarda similitud con los requisitos formales de otras disposiciones sobre las formas en que este debe ser tenido por los prestadores de servicios u organismos públicos, solo vamos a referir los requisitos indispensables que son:

Artículo 3º.- Requisitos. El Libro de Quejas será foliado, sellado y entregado por la dependencia que la autoridad de aplicación designe y contará con un folio original para enviar a la mencionada dependencia, una copia para el reclamante y otra que quedará en el libro. 

Provincia ART 

Desde hace aproximadamente dos meses, hemos recibido varias denuncias referidas a disconformidad y mala atención de los asegurados en los centros de prestación que contrata Provincia ART sin que al parecer exista un control de la forma en que se desenvuelven los prestadores con los pacientes, y es muy importante señalar que se trata de pacientes y no de simples asegurados, trabajadores que necesitan una correcta atención médica para poder continuar con sus trabajos sin que un accidente y una mala atención médica o recuperación los perjudique.

Desde este medio hemos intentado mantener una entrevista con el presidente de la empresa Sergio Adrián Mileo, comunicándonos en dos oportunidades con su secretaria, enviando correos a la responsable de prensa y marketing de la ART, sin éxito. El motivo del pedido de entrevista era para saber por qué ocurren estas irregularidades, conocer sobre la forma de contrato y control de los prestadores, aportar desde lo que uno ha investigado una solución a los miles de asegurados y además que no se malgaste el dinero de los contribuyentes en deficientes servicios médicos.

Por el resultado, parecería que priman los negocios por sobre la calidad de atención de los pacientes a los que me resisto a ver como simples asegurados, ya que se trata de personas y no de cosas.

Uno entiende que en un mundo globalizado, regido por el mercado económico, hasta los profesionales de la salud trabajan en pos de minimizar los gastos de las empresas, pero no es una conducta sana ni inteligente, porque los países más desarrollados priorizan la salud de los trabajadores, tanto en la prevención como en la rehabilitación, el mejor ejemplo de esto uno lo observa en los jugadores de fútbol, ante lesiones que cualquier trabajador pudiera presentar y de seguro no sería tenida en cuenta, se lo para, se lo trata y se lo recupera priorizando su recuperación para que pueda estar en óptimas condiciones, ese derecho a ser cuidado en su trabajo, debería ser igual para todos los trabajadores, por el contrario, son muchos los que reciben un tratamiento incompleto y las secuelas posteriores, rara vez se imputan a las condiciones laborales o una mala rehabilitación, sino que se generalmente se culpa a la edad y al trabajador.

Que existen ART peores, como ha mencionado uno de los médicos y empleados de la empresa no es ninguna novedad, tal vez esto suceda por la sencilla razón de que no existe un eficiente control de parte de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, ya que de otra forma no se explicarían las irregularidades y mucho menos el hecho de que el Libro de Quejas no tuviera rúbrica alguna del organismo de contralor.

Intentamos obtener una respuesta de parte del Superintendente de Riesgos del Trabajo de la Nación Juan Horacio González Gaviola, y una de sus secretarias Rocío nos pidió saber el motivo del llamado, y luego de detallarle los por menores, nos informó que no se encontraba el superintendente, y que nos derivaría a prensa para una respuesta ya que ella era solo una mera transmisora.

La respuesta desde la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, fue que cualquier persona que no estuviera de acuerdo con un tratamiento o alta temprana podía concurrir a los médicos de la Superintendencia, en la calle Moreno 401, a los fines de ser evaluado por estos y que se determinara si correspondía seguir el tratamiento.

Conclusión 

El gobierno de la provincia de Buenos Aires que encabeza Daniel Scioli, ha priorizado las empresas del holding Grupo Provincia, por sobre el respeto de los derechos mínimos de los asegurados en el caso de la empresa Provincia ART, en su mayoría empleados el propio Estado, como lo son los empleados municipales y provinciales.

No se informa debidamente a la prensa y se impide el acceso a la información pública al ocultar sin motivo legal que lo justifique, los tipos de contratos que se han realizado con los prestadores médicos, se desconocen los méritos y las evaluaciones que operaron como requisito para la contratación con determinadas empresas prestadoras de servicios médicos y de rehabilitación.

No se sabe si estos prestadores médicos, los de las empresas de traslados de pacientes se encuentran debidamente habilitadas para operar, si cumplen con la correcta registración laboral de sus empleados y si tributan como corresponde.

Las autoridades de Provincia ART, nunca están disponibles cuando se requiere de ellos para brindar una respuesta o bien pactar una entrevista.

Se violan los derechos de los pacientes, se incumple con leyes sobre derechos del paciente, publicidad engañosa, Libro de Quejas y todo esto con una inexplicable pasividad del organismo de contralor como lo es la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de la Nación.

Trabajan en la empresa provincial empleados que demuestran no tener la idoneidad para el puesto, y aún cuando uno reclama, las cosas no cambian y todo sigue igual.

Los propios médicos de la ART, critican el procedimiento de atención de los pacientes y la calidad de los prestadores médicos, debiendo uno anoticiarse de que por ejemplo, las tomografías que realizan los prestadores de la ART, son hechas con equipos económicos, que por ende no poseen la potencia necesaria para obtener imágenes de mejor calidad y definición.

Se ponen una y mil trabas al paciente que solicita copia de sus estudios e historia clínica en la ART, teniendo uno que volver a reclamar por esta circunstancia.

No existe un criterio uniforme entre los profesionales incluso con la misma especialidad, llegándose al absurdo de indicaciones médicas diametralmente opuestas, de ser así, uno de los profesionales no está haciendo bien su trabajo y debería la ART, tomar medidas ya que se trata de la salud de personas.

Muchas preguntas y errores para responder de parte de la ART, esperamos que los funcionarios se ocupen subsanar los errores, que comiencen por cumplir con la Ley y las disposiciones, que los médicos recuerden que atienden personas, no asegurados o siniestrados, que tienen un juramento hipocrático por sobre los intereses económicos de la empresa y que ahorrar hoy en tratamientos médicos atenta a la prevención de los accidentes laborales, porque un trabajador debe volver a sus actividades totalmente recuperado y que en medicina un paciente no es solo la dolencia clínica por la que ha llegado sino que toda dolencia, producida por un accidente o un hecho fortuito genera otras dolencias que hace un todo de su estado de salud.

Invitamos a todos los que hayan sido víctimas de mala atención a comunicarse con nuestro medio, que solo desde el silencio esto puede continuar, que cuantas más voces mayor el reclamo, porque no hay que olvidar que existen derechos que forman parte de los derechos humanos básicos como lo es el derecho a la vida y la salud.

Gracias a todos los que confiaron en nosotros y nos hicieron llegar su denuncia, porque el tiempo les ha dado la razón, en Provincia ART, se cosifica al paciente, al accidentado y se trata de sacar a los pacientes lo más rápido posible. Ya hemos dado nombres de algunos funcionarios e iremos agregando más y comentando nuevas noticias al respecto, mientras esperaremos el descargo de las autoridades que corresponda.

 

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

editor@elsindical.com.ar

Cel:155-751-5784