Prisión preventiva para Mauro Martín

Mauro-Martín-TribunalesEl líder de la barra brava de Boca está acusado del asesinato de Ernesto Cirino, ocurrido en agosto de 2011 en el barrio porteño de Liniers. Su cuñado y miembro de la hinchada, Gustavo Petrinelli, también fue procesado por la misma causa.

El jefe de la barra brava de Boca Juniors, Mauro Martín, fue procesado  con prisión preventiva por el crimen de Ernesto Cirino, ocurrido en agosto de 2011 durante un incidente callejero en el barrio de Matadores, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue dispuesta por el Juez de instrucción Manuel De Campos, que además procesó a Gustavo Petrinelli, cuñado de Martín, imputando a ambos de ser “partícipes necesarios del delito de homicidio simple”, que tiene una pena de 8 a 25 años de prisión, por lo que ambos continuarán detenidos.

En tanto, los también implicados en el hecho Maximiliano Mazarro, segundo en la conducción de la barra brava de Boca, y Daniel Wehbe, señalado por el propio Martin como quien golpeó a Cirino, continúan profugos de la justicia que les dictó las órdenes de captura.

El hecho investigado ocurrió la noche del 29 de agosto de 2011, en Pieres y Caaguazú, donde Cirini fue atacado a golpes y sufrió lesiones de tal gravedad que determinaron su muerte en la mañana del 31 de agosto en un hospital.

Según las fuentes judiciales, el crimen fue producto de un “incidente callejero” y “no se trató de ninguna pelea derivada con la calidad de simpatizantes de ningún club deportivo en particular de ninguna de las partes intervinientes”.

Martín fue detenido el lunes 7 de enero y al día siguiente realizó la declaración indagatoria durante casi cuatro horas ante el juez De Campos, y días después resultó apresado Petrinelli, que también fue indagado y permanece en prisión ya que el magistrado le rechazó la excarcelación.

En su indagatoria Martín contó que la pelea se inició cuando su cuñado le reclamó a su vecino, Cirini, que levantara los deshechos que dejaba su perro en la vereda de su casa, lo que generó una fuerte discusión.

Martín contó que, en esas circunstancias, su cuñado lo llamó por teléfono y le pidió que lo fuera a ayudar. El barrabrava llegó al lugar a bordo de un Volkswagen Bora conducido por Mazzaro y en el que también se hallaba Wehbe.

De acuerdo al relato de Martín, en ese momento se originó una fuerte pelea durante la cual Cirini cayó y golpeó su cabeza contra el piso, y que fue Wehbe el que le pegó.

Sin embargo, los investigadores aseguraron que al menos una vecina observó e identificó a Martín como uno de los protagonistas de la pelea.

Ese testimonio, sumado a un entrecruzamiento de llamadas entre los teléfonos celulares de Petrinelli y Martín fue lo que derivó en la orden de detención del jefe de la barra brava de Boca, procesado ahora con prisión preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *