Preocupación por el intento de desembarco de Farmacity en territorio bonaerense

   Farmacéuticos sostienen que la firma apuesta al cambio de normas que rigen a las farmacias en la provincia y advierten sobre la competencia desleal que esto implicaría y el desdibujamiento del rol sanitario.

Farmacity recurría a la Corte Suprema de la Nación con el fin de apelar un fallo del máximo tribunal bonaerense, de julio de 2016, que deniega la posibilidad de que este tipo de polirrubro con licencia para venta de medicamentos desarrollé su actividad en la provincia.

En este contexto, son varias las entidades del rubro que manifestaron su preocupación por lo que consideran una “batalla legal” iniciada por la compañía para desembarcar en la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con La Brújula 24, Silvia Godoy, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Bahía Blanca, explicó que “lo que pretende Farmacity es modificar la ley y el modelo sanitario de farmacias que nos rige en la provincia. La farmacia sólo puede ser propiedad de un titular farmacéutico o de determinadas sociedades, pero nunca de una sociedad anónima”.

“En Capital Federal el mapa de Farmacity es cada vez más amplio; ya han logrado instalarse en otras provincias como Córdoba y Mendoza y lo que se rumorea es que necesitan expandirse hacia todo el país para ofrecer una red paralela a Pami con mayor bonificación que la de cualquier farmacia”, agregó la profesional y aclaró que están en alerta por el tema.

Godoy se refirió a su resquemor por los posibles resultados de esta pulseada, al considerar que “es un tema muy complicado, sobre todo cuando hay gente con tanto poder de por medio. Porque no hay que olvidarse de si bien Mario Quintana (actual Viceministro del Gabinete nacional) renunció a la presidencia de Farmacity, sigue teniendo acciones”.

De acuerdo a la postura del Colegio, de concretarse, la habilitación para instalar este tipo de comercios con licencia para vender medicamentos y una amplia variedad de otros productos haría desaparecer las farmacias tal como se las conoce.

“Además de ser competencia desleal, con Farmacity se muere la carrera farmacéutica. Olvídense del farmacéutico va a aconsejar o va a hacer atención primaria. Los locales Famacity son unidades de venta. Venden pocillos, café, yerba y también medicamentos como si fuese una mercancía cuando el medicamento es un bien social”, añadió la bahiense.

“Una farmacia es un puesto sanitario y debe haber un responsable de manera permanente. Incluso el propio Ministerio de Salud provincial se ha expedido sobre el tema al reafirmar que una farmacia no puede convertirse en un polirubro”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *