Precios Cuidados: qué productos integran la lista desde 2014 y registran aumentos de hasta 1.400%

Algunos de los productos que pertenecen al programa desde sus inicios registraron subas que duplican al nivel general de los precios.

En el nuevo listado de productos que integran el programa de Precios Cuidados hay 10 de ellos que estuvieron desde la primer campaña (2014) y muchos han aumentado sensiblemente por encima de la inflación.

Un análisis del economista Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, destaca que existen productos que han aumentado sus precios muy por encima de la inflación general y de la de los alimentos. La comparación fue realizada con el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de la Ciudad de Buenos Aires, en virtud de las adulteraciones del IPC nacional, entre productos presentes en ambos programas.

Inicialmente, en enero de 2014, el programa comenzó con 194 productos y llegaron a ser un máximo de 545 en 2017.

Entre 2014 y 2020, la pasta dental Odol (90 g) aumentó un 1.467,5%; la sal fina Dos Anclas (500 g), un 723,5%; el jabón en polvo Zorro (800 g), un 852,4%; la cerveza Quilmes de 1 litro, un 725%; las hamburguesas Paty, por 4 unidades, un 552%. En el mismo período, la inflación creció por debajo de esas cifras: el IPC porteño creció 529,4% y el IPC porteño que abarca alimentos y bebidas en forma específica, el 493,3%.

Según el economista, las limitaciones de esta clase de programas es que no hacen bajar la inflación sino que sirven como un complemento de medidas anti-inflacionarias más profundas: “Cuando hay inflación alta y persistente se pierde la referencia de los precios, se paga cualquier cosa y hay una dispersión enorme aún dentro de comercios similares en el mismo barrio. Esa dispersión es un elemento más que empuja el proceso inflacionario», explicó a Infobae.

«En los países donde uno va al almacén y encuentra el mismo producto al mismo precio que hace dos o tres años, eso solo ya sirve como referencia. Pero aquí no lo tenemos. En ese sentido, un programa como Precios Cuidados sirve. Pero no deja de ser un complemento”, agregó.

“Son acuerdos voluntarios, no contienen a todos los productos ni a todos los canales, ya que abarca solo a supermercados. Sirve para marcar una referencia de precios y arbitrar para que el resto de los productos no se aleje tanto”, dijo al respecto.

En ese marco, advirtió que, pese al pregonado regreso de las primeras marcas al programa, «en los segmentos en que no había marcas líderes, sigue sin haberlas».

El origen de la iniciativa llegó tras la devaluación de enero de 2014, con Juan Carlos Fábrega como presidente del Banco Central y Axel Kicillof como ministro de Economía. “Ni siquiera en 2014 y 2015, con las tarifas y el tipo de cambio ‘pisados’, Precios Cuidados contuvo la inflación. Este tipo de programas no hace bajar la inflación pero si existe algún plan para bajarla, ayuda”, agregó Caamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *