Por año ingresan 2200 personas a las cárceles y salen 600

detenidos-cárceles  Lo precisó la directora general de la Comisión Provincial por la Memoria, Sandra Raggio, al manifestar su balance de la primera reunión formal que mantuvieron con el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari.

El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, mantuvo el lunes una reunión de trabajo junto a miembros de la Comisión Provincial por la Memoria, encabezada por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

Tras el encuentro, Ferrari destacó «la voluntad política de darle un rol central a los derechos humanos en la gestión María Eugenia Vidal», y resaltó también la necesidad de «no ocultar la situación de las cárceles que deben ser descomprimidas».

En ese marco, se compartieron las preocupaciones por el sistema de salud del Servicio Penitenciario y la situación de los familiares de detenidos; además de la necesidad de instrumentar la policía judicial.

La directora general de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Sandra Raggio, advirtió que según datos oficiales “desde 2013 y con una evolución constante ingresan por año aproximadamente 2200 personas al sistema carcelario y salen cerca de 600”.

Explicó que entre los ejes manifestados a Ferrari, puntualizaron sobre «el hacinamiento» en las cárceles «es muy grande” y que “la gran mayoría de las detenciones son por delitos menores”, por lo que enfatizó que “la política criminal tiene que cambiar”. “No puede seguir creciendo la cantidad de detenciones en la provincia de Buenos Aires en el que en los últimos tres años ha crecido de forma constante y el sistema se encuentra totalmente colapsado”, indicó.

Destacó, por otra parte, que si bien fue una “reunión protocolar”, fue “positiva” y que el funcionario “se mostró receptivo y todo el tiempo reconociendo el estado de crisis del sector”. “Fue una conversación institucional positiva, en el que hubo un total reconocimiento de su parte sobre la grave situación en la que se encuentra el sistema penitenciario. Fue receptivo. Después veremos qué ocurre en la transformación efectiva de cada uno de los programas”, expresó.

Raggio manifestó además que durante la charla Ferrari “reconoció la realidad de colapso que se vive en las condiciones infrahumanas en las que se encuentran las personas en las cárceles” y mostró “una intención de revertir de a poco el panorama”.

Se planteó, asimismo, la necesidad de que en la CPM sean reconocidos legalmente como mecanismo de prevención de la tortura por el trabajo de monitoreo que realizan en toda la Provincia, Y también que el acceso a la salud en el servicio penitenciario sea administrado por el Ministerio de Salud y no por el de Justicia, como ocurre ahora.

Participaron del encuentro, Nora Cortiñas cofundadora de Madres de Plaza de Mayo; Sandra Raggio, directora general de la Comisión Provincial por la Memoria; Víctor Mendibil, copresidente de la Comisión provincial para la Memoria; Elisa Carca y Mauricio Tenembaun vicepresidentes, entre otras autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *