Policía de la Ciudad y las fotos de la vergüenza

Conocida la noticia del desalojo por la fuerza de productores de verduras que intentaron vender a precio bajo para los más necesitados, quedan en claro algunas cuestiones graves de la forma de gestionar que tiene el PRO, sea Larreta o Mauricio Macri.

Las primeras versiones eran confusas respecto a los hechos que motivaron la violencia y ambas partes en cuestión se acusaban de generar la violencia, mientras que los medios afines al gobierno apuraban el caso instalando en la audiencia que si bien existió una cantidad inusual de policías, que se uso gases y palos, los vendedores estaban “invadiendo” la plaza ya que no tenían permiso para la actividad, poco importaba si esa actividad beneficiaba a los más necesitados.

Resulta ilógico, como muchas de las medidas del gobierno nacional, que Larreta permitiera un desalojo violento en momentos que la crisis económica afecta a casi toda la sociedad, hecho reconocido por el propio Mauricio Macri.

Así las cosas, si bien una sociedad ordenada tiene un protocolo y una actividad burocrática para permisos, no menos cierto es que una sociedad ordenada, tiene gobiernos ordenados con funcionarios apartados de la corrupción y especialmente fuerzas policiales capacitadas y con aspecto de policías.

La cosa se complica más cuando Marcelo D´Alessandro, Secretario de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, consultado por el periodista Laje sobre los incidentes, reconoce que siempre se autorizó este tipo de actividades, pero que en esta ocasión no y que los productores igual se instalaron sin permiso, lo que él considera es un acto agresivo y que eso no se va a permitir, es decir, equipara el cometer una contravención administrativa, con una represión y lesiones causadas por un accionar desmedido de la Policía de la Ciudad, colocando a la policía en una pésima prensa nacional e internacional, por la conducta, por el aspecto de algunos policías que parecen más “pibes chorros”que representantes de la autoridad.

Pero siempre se puede empeorar, ya que el secretario de seguridad aseguró que solo se usaron gases para dispersar a las personas y palos para defenderse negando públicamente que se hubieran usado postas de goma, o el secretario mintió o le mintieron, como sea, ese tipo de declaraciones deben tener consecuencias en los responsables.

El resumen periodístico es negativo para el gobierno de la ciudad, para el gobierno nacional y para la imagen mundial del país.

Muchachos, ya son grandes, dejen de joder a los más necesitados, si no pueden encausar la economía, por lo menos dejen que la gente busque precios, que puedan acceder a los alimentos con dignidad.

Patético el accionar de la Policía de la Ciudad, algunos como ya lo mencioné acordes con el mamarracho de uniforme que les impusieron, con aspectos ambiguos donde no se sabe muy bien si se trata de policías o de strippers de cabotaje, abusando de los gases incluso contra personas pacíficas, eso es ser un cobarde, un sorete y un mal policía, no sienten vergüenza que sus familias los vean ser tan ridículos?.

Fotos: Agencias y Revista Cítrica

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *