Pilar:Depravado manoseó a escolares y fugó luego que un padre lo golpeara

Un despreciable sujeto sometió a manoseos y pretendió saciar sus bajos instintos con 3 estudiantes de 12, 14 y 15 años, en el espacio verde. El padre de una de ellos le dio una paliza, pero el maleante se escapó.

Tres alumnas de un colegio céntrico vivieron una difícil situación, cuando un individuo intentó abusar de ellas frente a la plaza 12 de Octubre. El hombre fue golpeado por el padre de una de las jóvenes, quien advirtió la situación, aunque logró escapar.

David Martínez, padre de una de las chicas que cursan en distintos años en el Instituto Nuestra Señora de Fátima, contó que «a las 06:45 de hoy (por ayer), un degenerado la manoseó a ella y a dos alumnas de ese colegio”.

El hombre explicó que su hija, de 12 años, “viaja siempre en colectivo desde el barrio Carabassa con dos vecinas más grandes (de 14 y 15 años), que también van al Fátima. Las tres se bajaron en la parada del club Peñarol y caminaron en dirección contraria al colegio -ubicado en Yrigoyen y Alsina-, con rumbo a la terminal de ómnibus, donde el padre de una de ellas atiende un kiosco”.

De acuerdo a lo que publica el Diario Regional de Pilar, sin embargo, al llegar a la intersección con Belgrano –justo frente a la plaza 12 de Octubre- fueron sorprendidas por un hombre que comenzó a tocarlas de manera indecente, manoseándolas. “Les quería levantar la pollera”, afirmó Martínez.

Sorprendidas, las chicas empezaron a gritar pidiendo ayuda, “y según ellas el hombre sólo se reía”. No obstante, debido a que el padre antes mencionado –que trabaja en la terminal- se encontraba en las inmediaciones, notó que una de las jóvenes que gritaba era su hija, por lo que se abalanzó sobre el sujeto golpeándolo.

En la trifulca, al depravado se le cayó su teléfono celular. Según Martínez, “en el hecho intervino un policía, pero sólo le dijo ‘tomatelas’ (sic) y le permitió irse. ¿Y el corredor seguro para qué está?”.

A su vez, señaló que “por suerte el padre se quedó con el teléfono, y lo llevó a la comisaría para hacer la denuncia correspondiente. Al rato, yo también fui a denunciar el hecho junto a mi hija, en la comisaría y en la fiscalía. Incluso me dirigí al centro de monitoreo para ver si las cámaras habían captado lo que pasó, pero me dijeron que tenían que esperar que llegara un oficio de la comisaría”.

Además, indicó que “cuando estaba esperando en la fiscalía, una mujer policía estaba diciendo que no había pasado nada, entonces le dije que yo era el padre de una de las nenas y no sabía dónde meterse…”. 

Suceso similar

Hace apenas diez días, en las inmediaciones de la plaza ocurrió un hecho similar con otra joven que se dirigía a la escuela. El episodio se produjo a las 07:35 hs., cuando una chica de 12 años de edad, estudiante de la Escuela Nº 304 (Escuela 26), se dirigía a ese establecimiento educativo, ubicado en la intersección de Belgrano e Independencia.

Cuando se encontraba a pocos metros de la entrada, fue interceptada por un desconocido que la atacó sorpresivamente desde atrás, manoseándola e intentando sacarle la pollera, cosa que logró parcialmente, con signos evidentes de querer someterla sexualmente.

Mientras la niña oponía una firma resistencia, el ataque fue observado por efectivos del Servicio de Apoyo Policial (SAP) que tras una persecución lograron la aprehensión del individuo, del que se supo tiene 21 años de edad y se domicilia en la ciudad de General Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *