Perú autorizó visita protocolar de fragata de guerra británica

Desde mediados de noviembre de 2011, la embarcación patrulla el Atlántico Sur entre las Malvinas, Sándwich y Georgias. El arribo se produce luego de una declaración de la UNASUR en la que se rechaza la presencia militar en la zona.

El gobierno peruano autorizó una visita protocolar de la fragata de guerra británica HMS Montrose, con sus 183 tripulantes, al puerto de El Callao, desde el jueves 22 hasta el lunes 26 de marzo.

Se trata de una fragata clase 23 (equipada con el sistema de lanzamiento vertical de misiles Sea Wolf, torpedos antisubmarinos, y un helicóptero Lynx).

A fines de enero, Londres anunció que sería reemplazada por un destructor de mayor envergadura -un clase 45, el HMS Dauntless, en camino hacia las islas-.

La fragata que ahora llega a Perú fue el motivo de una declaración especial por parte de la UNASUR, en la cumbre de ese organismo realizada en Asunción, en octubre de 2011.

«En conocimiento de la comunicación emitida por fuerzas militares británicas acerca del desplazamiento de la fragata HMS Montrose al Atlántico Sur por un período de seis meses», el organismo reiteró entonces «el rechazo a la presencia militar británica en las islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur».

La fragata Montrose llega a El Callao pocos días después de la gira del vicecanciller británico, Jeremy Browne, por Chile, Colombia y Perú.

En el encuentro del funcionario con el presidente peruano, Ollanta Humala, se refrendó el «Memorándum de entendimiento sobre cooperación industrial en materia de Defensa» suscripto a fines de septiembre entre ambos países.

Además, el mandatario peruano fue invitado a visitar Londres en abril, el mes de la conmemoración de los 30 años del conflicto de Malvinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *