Pericia de Gendarmería confirmaría que al Fiscal Alberto Nisman lo asesinaron

  Veintiocho especialistas de la fuerza llegaron a la conclusión que el fiscal fue asesinado de un tiro en la cabeza por profesionales que «limpiaron» el escenario para simular un suicidio.

La Junta interdisciplinaria que debe esclarecer la muerte de Alberto Nisman realizó una recreación de lo sucedido en el baño del departamento del edificio Le Parc de Puerto Madero, donde apareció el cadáver del titular de la UFI AMIA.

Las fuentes consultadas señalaron que cerca de 30 especialistas de la Gendarmería, de la defensa y de las querellas participaron del procedimiento que se hizo en el edificio Centinela de Retiro.

Allí cada una de las partes intento demostrar con las pruebas del expediente cómo fue que el fiscal terminó con un balazo en la cabeza, para determinar si se suicidó o fue asesinado.

Aunque ninguno de los participantes pudo contar detalles de lo sucedido, por la orden de mantener estricta reserva, se descuenta que los asesores de la querella intentaron demostrar que Nisman fue asesinado mientras los peritos del técnico Diego Lagomarsino insistieron en que fue un suicidio.

La semana próxima, precisamente el lunes, se elaboraría un informe oficial sobre las conclusiones del procedimiento realizado, aunque recientemente trascurrieron los primeros detalles.

Estos, indicaron que la Gendarmería llegó a la conclusión que advierte que Nisman fue asesinado de un tiro en la cabeza, mientras que luego se intentó ocultar el hecho modificando el escenario del crimen, para simular un presunto suicidio por una eventual crisis anímica.

En tanto, según las pruebas de los peritos intervinientes el disparo fue ejecutado atrás de la oreja, en forma perpendicular y sin apoyar el caño sobre el cuerpo, procedimiento no habitual en un suicida, manifiestan los especialistas, debido a que no hay forma física de hacerlo.

Además, detallan que el fiscal tenía un golpe en la pierna izquierda y otro en la cabeza, dos golpes profesionales utilizados para reducir a una víctima, y los cuales no se manifiestan en una hipótesis de suicidio.

Por último, sobre esta recreación y las otras pruebas que se han ido evaluando en estos meses, la junta interdisciplinario estaría en condiciones de definir una hipótesis sobre la muerte de Nisman y elevarla al juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *