Oyarbide reveló que el espía Ciro James escuchaba hasta a directores comerciales de Coto

Macri--y-JamesAsí lo confirmó el juez que investiga las escuchas. No descartó que la maniobra ilícita haya sido impulsada por competidores de la empresa. Aclaró que el espía, que era funcionario del gobierno porteño, «cumplía una misión específica» y no actuaba «en soledad«.

El juez federal Norberto Oyarbide reveló esta mañana que el espía Ciro James, que estaba contratada por el Ministerio de Educación del gobierno de Mauricio Macri, realizaba escuchas ilícitas a «personalidades» del país y hasta a directores comerciales de Coto, la empresa de supermercados de capital nacional. 
 
Destacó en una entrevista con el programa El Oro y el Moro, de Radio 10, que el espía había realizado intervenciones al familiar de víctimas de la AMIA, Sergio Burstein, al empresario de medios Carlos Ávila, a Néstor Leonardo, cuñado de Mauricio Macri, al abogado Mariano Castex, y a los «directores comerciales de Coto», entre otros.

En el caso de la motivación que podrían haber tenido los que organizaron la escucha de los ejecutivos de la cadena de supermercados, la especulación que hizo el juez federal fue que «algunos comerciantes importantes, que ocupan el mismo espacio económico que el señor Alfredo Coto,  podrían tener interés en saber de qué manera cotizaban sus productos».

Norberto Oyarbide reveló que en todos los casos se realizó la misma operatoria, mediante la actuación de los jueces de Misiones Horacio Gallardo y José Luis Rey, quienes ordenaban escuchar las comunicaciones de personas que supuestamente estarían involucradas en ilícitos, pero que en la práctica sólo tenían como objetivo la intervención de la vida privada.
 
Oyarbide manifestó que «en la próximas horas van a haber más personas» que conocerán eran escuchadas «porque así lo anticipó la SIDE, que está trabajando muy cuidadosamente para correr el telón y saber qué hay detrás».
 
«Todo esto huele a una coincidencia intelectual entre algunas personas«, aclaró el juez federal, y advirtió que «el señor Ciro James cumplía una misión específica», ya que «en soledad este tipo de cosas no se pueden practicar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *