Ona Saez, escándalo y torpes explicaciones

  Ni bien se difundieron las fotos de la campaña infantil de la marca, las criticas y el repudio de la gente fue creciendo y obligó a la marca a retirar varias fotos, mientras la responsable daba insólitas explicaciones que no convencieron a nadie y que se contradicen con el uso de la edición de imágenes.

La marca de ropa Ona Saez despertó un enorme repudio luego de dar a conocer su última campaña en la línea infantil que con sus imágenes promovían la extrema delgadez y la sexualización de la infancia. Rápidamente, cientos de usuarios de redes sociales criticaron el contenido de la campaña publicitaria.

Frente a la enorme repercusión, la marca retiró las imágenes de circulación y la respuesta no tardo en llegar. Sin embargo, Laura Audisio, responsable de la licencia Ona Saez Kids, justificó la elección de las modelos: «En las fotos quisimos mostrar la ropa, no trasmitir lo que dicen, nosotros elegimos gente común, gente sana, gente saludable, la realidad es que nos puso muy tristes todo lo que paso, jamás quisimos transmitir la anorexia o la bulimia».

Las críticas no sólo giraban en torno a la extrema delgadez de las menores sino también a su adultez forzada y su sexualización, algo frecuente en la industria. «No nos parecen posiciones sexuales, son nenas, la realidad es que posan normalmente, nunca les vamos a decir que posen sexy o insinúen algo, no quisimos transmitir sexualidad, por eso no ponemos un nene con una nena, estamos lejos de la sexualidad que dicen que queremos insinuar», agregó Audisio.

Los comentarios también destacaban la actitud «de tristeza» que transmiten las chicas en las fotos, vestidas con tops y minifaldas, que miran serias a cámara. «No forzamos a los chicos a reírse estando en un estudio, nos parece lógico que estén probándose ropa y no sonrían, ellos se sienten modelos y los modelos en las campañas normalmente no están en actitud de reírse», explicaron desde la marca.

Por otra parte, algunos usuarios también les adjudican la responsabilidad a los padres de las menores.

La campaña también incluye modelos varones que responden a la misma estética. «Son chicos deportistas que hasta hacen surf o meditan, están sanos mentalmente y en su cuerpo, nunca pensamos que iba a pasar esto. En otras campañas hay otra variedad de chicos, también hay chicos castaños y morochos», detalló la responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *