No van a detener otra vez a menor que participó de un robo donde le apoyaron una 9 milímetros a bebé

La jueza Bravo rechazó volver a detener al adolescente que participó en el hecho, tras un pedido de un fiscal. Sí continúa preso la otra persona que participó en el asalto a un restaurante donde amenazaron con matar a una criatura.

Un fiscal del Fuero Penal Juvenil de Morón solicitó a una jueza de Garantías que mantenga bajo medidas de seguridad al adolescente que asaltó un restaurante de Castelar y se tiroteó con un policía, pero la magistrada decidió liberarlo, informaron fuentes judiciales.

El fiscal general de Morón, Federico Nievas Woodgate, aseguró a Télam que si bien se había solicitado una medida de seguridad para el adolescente, la jueza de Garantías de Morón Cecilia Bravo decidió no hacer lugar, por lo que ahora se analiza la posibilidad de apelar esa medida.

El menor, junto con un mayor que sí está aprehendido, fue librado a las pocas horas, luego de asaltar un restaurante, amenazar todo el tiempo con matar a un bebé de pocos meses y enfrentarse a tiros con un policía, en la localidad bonaerense de Castelar.

El asalto, que terminó con el adolescente de 15 años que entró a robar con heridas en las piernas, se produjo en una casa de comidas situada en la calle Santa Rosa al 1900, en la zona norte de esa localidad del partido de Morón, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Todo se inició cerca de las 21:00, cuando el menor, junto a otro joven de 19 años, entraron al local y a punta de arma de fuego amenazaron a empleados y comensales.

El menor de los delincuentes encañonó primero con su arma a uno de los empleados y después al bebé de 18 meses que tenía en brazos, el cual es hijo de un policía habitué del lugar, que se encontraba entre los presentes, vestido de civil.

«Primero apuntó a mi compañero y después lo hizo por varios minutos con el bebé. Hasta que nos escuchó cuando le rogamos que nos deje llevarlo al fondo para que no se asustara. Hasta ese momento, le apuntó todo el tiempo al bebé, para amedrentarnos a todos», contó esta mañana uno de los empleados.

Mientras el menor ejercía presión con su arma apuntada a la cabeza del pequeño, su cómplice se encargó de recolectar dinero y otros bienes personales entre los presentes, además de hacerse del dinero que había en la caja registradora, según lo informado hoy por Diario Popular.

Cuando los ladrones emprendieron la huida, el policía y padre del bebé salió a perseguirlos y se produjo un fuerte tiroteo a unos cien metros del local.

Mientras el mayor de los ladrones cayó detenido, el menor logró escapar con dos hombres que esperaban al dúo en un auto.

No obstante, el adolescente fue finalmente dejado en el Hospital Posadas, de Haedo, lugar en el que fue detenido, aunque horas más tarde, el Juzgado de Menores de Morón de turno decidió su liberación y dispuso que quede a resguardo de sus padres.

La decisión causó una nueva polémica en cuanto a la política antidelictiva aplicada a los menores de edad.

Alicia Angiorno, del Foro Vecinal de Seguridad local, consideró que el que dispuso la liberación de un adolescente que se permitió «jugar con la vida de un bebé» y enfrentarse a tiros con la Policía «es un sistema perverso que crea monstruos».

En tanto, la Policía continúa la búsqueda de los dos cómplices de los asaltantes que aún se mantenían prófugos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *