La agente, de 34 años y de apellido Mieres, fue arrollada por un camión cuando se trasladaba en un scooter por Quilmes. Según señalaron desde el Ministerio de Seguridad bonaerense a los medios de prensa, la mujer no estaba de servicio.

Una agente de la Policía Metropolitana, que no se encontraba de servicio, murió esta mañana en un accidente al chocar el scooter que conducía contra un camión en el partido bonaerense de Quilmes.

La joven, identificada sólo por su apellido, Mieres, no estaba yendo a trabajar por encontrarse con licencia médica y conducía su propia motocicleta a través de las calles del partido del conurbano sur, indicaron  voceros policiales.

Se trata de la primera integrante de la Policía Metropolitana que fallece desde que esa fuerza inició sus tareas.