Morón: una adolescente fue drogada y violada durante una fiesta clandestina

abuso sexual joven   La joven de 19 años realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer de ese distrito. La causa fue caratulada como «abuso sexual». Creen que podrían haber participado al menos 10 personas.

Una casaquinta del partido de Morón fue el escenario de una fiesta clandestina que se convirtió en una nueva noticia policial por un delito sexual: la víctima perdió el conocimiento después de beber un trago que le ofreció un joven al que conoció en el lugar, y que luego habría abusado de ella.
Valeria, la hermana de la joven de 19 años, relató que la protagonista involuntaria de esta historia «fue a la fiesta con un amigo y conocieron a un hombre con el que se pusieron a tomar algo; desde ese momento no recuerda nada«.
La víctima se despertó arriba de un auto que era manejado por el hombre que la drogó y otro chico más. La dejaron en la puerta de su casa y se fue a acostar absolutamente mareada; al otro día comenzó a entender que le había pasado algo grave.
Sin recuerdos claros de lo que había sucedido la noche anterior, «apenas tenía flashes de la fiesta», la víctima notó que tenía dos preservativos en su interior y entró en estado de shock; en ese contexto decidió llamar a su amigo y al joven que conoció en la quinta. Ambos negaron haber abusado de ella.
Conmocionada y tras hacer la denuncia policial, la mujer fue llevada al Hospital Santojanni de la Capital Federal, donde la sometieron a un tratamiento de profilaxis para prevenir enfermedades de transmisión sexual y posteriormente quedó bajo atención psicológica.

Del estudio pericial surgió que la víctima podría haber sido abusada por al menos 10 personas, según adelantó Diario Popular. Tanto el amigo como como el hombre al que conoció en la fiesta quedaron imputados en la causa.

La Policía asocia los hechos a la famosa «banda de la Burundanga» de Parque Leloir, aunque se esperan más precisiones de la investigación para confirmarlo. En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción 7 del Departamento Judicial de Morón a cargo del fiscal Matías Repazzo.

Valeria señaló que su hermana «está contenida porque en el hospital tiene atención psicológica con especialistas en este tipo de casos», pero comentó que se encuentra conmocionada: «Está completamente quebrada, le destruyeron la vida«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *