Montenegro descartó su renuncia y dijo que «fue muy raro el allanamiento al Ministerio de Justicia»

Guillermo-MontenegroEl ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro, volvió a desligarse del caso de espionaje en la Ciudad y descartó su renuncia, pero dijo que ordenó una serie de sumarios administrativos para aclarar las responsabilidades dentro de su cartera.

En una conferencia de prensa en la sede del Gobierno porteño, el funcionario macrista sostuvo que el ex policía Ciro James «mintió» sobre su relación con la fuerza federal de seguridad cuando se desempeñó en el Ministerio de Educación.

«No tengo por qué renunciar», sostuvo Montenegro, quien dijo que tiene el apoyo del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Por otra parte, dijo que «fue muy raro el allanamiento» a su cartera ordenado por el juez federal Norberto Oyarbide y sostuvo que «hay una serie de intereses» relacionados con la puesta en marcha de la Policía Metropolitana.

Montenegro anunció que ordenó cuatro sumarios para «determinar si el señor Ciro James no prestó funciones remuneradas, mas allá de los trámites para iniciar funciones en la Policía Metropolitana», y señaló que «en ese contrato, el señor obvió una circunstancia muy importante porque en ningún momento hizo saber al gobierno que prestaba funciones en la Policía Federal».

El jefe de la Seguridad porteña echó un manto de sospecha sobre la función de James, al sostener que «durante más de un año estuvo contratado (en el Ministerio de Educación) y por algo ocultó esta precisión».

Montenegro sospechó que el cuestionamiento contra el Gobierno porteño «tiene que ver con lo que es la policía Metropolitana, que está naciendo de buena manera».

«El hecho de la Policía ha generado una serie de posiciones políticas muy encontradas que no entiendo, porque esta iniciativa es para que haya mejor seguridad. Pero en esto hay una serie de intereses políticos», afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *