Mendoza: Motín en cárcel de máxima seguridad, un muerto y varios rehénes

El director del servicio penitenciario confirmó que hubo un preso muerto y que ya se liberaron a 4 de los penitenciaros cautivos. Los amotinados reclaman ser trasladados a otra cárcel. El ministro de Gobierno, Mario Adaro, llegó al lugar.

Esta mañana un grupo de internos del penal de Almafuerte, en Cacheuta, se amotinó en una de las unidades y tomo de rehenes a 5 penitenciarios. En el transcurso de la mañana negociaron con las autoridades de la cárcel y ya liberaron a 4 de los cautivos. Hay un preso muerto y la situación estaría bajo control. En las próximas horas los internos que encabezan la revuelta depondrían la actitud.
 
Interviene el fiscal de Luján-Maipú, Fernando Giunta, y el ministro de Gobierno, Mario Adaro, llegó al lugar.

Se confirmó que el preso muerto es Darío Vega, condenado a 18 años por abuso sexual y ya fue retirado del penal.

En tanto, los internos que protagonizan la revuelta son Sergio Barroso, Mario Lorca, Diego Casanova, éste último con una condena de 30 años.
 
Llamativamente la actividad en el penal parece que volver a la normalidad, ya que están pensando en dejar pasar a las visitas que han llegado hasta Almafuerte 

Según las primeras informaciones son tres los internos los que encabezan la revuelta, que comenzó a las 7 cuando los presos habrían simulado un problema, uno de ellos “actuó” algún tipo de convulsión. Fueron llevados a la enfermería justo en el cambio de guardia y allí atacaron alos penitenciarios. En ese enfrentamiento habría muerto uno de los presos.

En tanto, el director general del Servicio Penitenciario, Alberto Melgarez, confirmó que los penitenciarios capturados estuvieron encerrados en una celda-. En un principio eran 5, pero luego entregaron a 2 en actitud de negociación y al mediodía sólo queda uno.

El motivo de la rebelión sería el pedido de traslado a otra cárcel, aparentemente por problemas internos de los presos. 

Mario Adaro descartó que el desencadenante del motín hubiera sido un intento de fuga porque, dijo, «de ese penal no puede fugarse nadie», dado que es una cárcel nueva y de máxima seguridad.

«En realidad lo que quieren es que se los traslade a otra cárcel por una serie de inconvenientes que manifiestan tener estos internos que lideran la revuelta», aseguró el ministro.

El motín se desarrolla en el pabellón 3, donde hay todo tipo de delincuentes –cerca de 30-, pero son tres los presos que encabezan la rebelión. Trascendió que los internos están armados con chuzas –armas blancas- y poseerían handys con radiofrecuencias de la policía.

En Cacheuta, quienes están a cargo de las negociaciones son optimistas de que el conflicto se resolverá en el transcurso del día, ya que los amotinados han mostrado indicios de querer negociar.

En Almafuerte están hospedados los delincuentes con condena, entre ellos, algunos de máxima peligrosidad y es la primera vez que se produce un hecho de estas características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *