Mauricio Macri y una candidata que limita la República

Es muy lamentable la forma de hacer política que tienen nuestros representantes en la Argentina, sean del partido que sean, justamente porque no nos representan, sino que todo se negocia y en ese perverso juego perdemos TODOS.

La jueza designada por Mauricio Macri, para la Procuración General de la Nación Inés Weinberg de Roca, no es cualquier jueza con la que el presidente tenga afinidad, se trata de una jueza que ha mostrado en varias oportunidades no respetar la envestidura de un magistrado honesto, ergo, es una jueza corrupta.

Me animo a afirmar esto porque durante su paso por la Cámara de Apelaciones en lo contencioso Administrativo y Tributario, fue un magistrado permeable a incumplir con la Ley de la forma más torpe y ridícula que brinda la impunidad, no solo por beneficiar con sus fallos y los de sus colegas sobre los que «inlfuía» sino también por no cumplir con el protocolo y el decoro que un magistrado debe tener en una causa en la que interviene, es decir, inclinar la balanza hacia un lado, pero hacerlo con café de por medio y sin recibir a la otra parte (curiosamente la demandante).

Cuando por el año 2012/13 se denunciaba un vaciamiento del Banco Ciudad, venta de propiedades millonarias del banco a precio vil en beneficio de empresarios vinculados al PRO, como también la venta de oro por debajo del valor del mercado, las denuncias se frenaron en la Cámara que integraba la Jueza Weinberg de Roca, la que antes de las audiencias con las partes, desayunaba con los dos denunciados Federico Sturzenegger, entonces presidente del Banco Ciudad y Ernesto Curutchet vicepresidente.

Pero muchos fallos que involucraban a empresas familiares de los Macri como por ejemplo la constructora CRIBA, tuvieron la influencia de la jueza en cuestión a la que no se le puede reprochar ser amiga de Mauricio Macri, sino el hecho de no saber honrar su cargo y la amistad.

Así como en el 2013 Mauricio Macri la propuso para integrar el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, sorteando incluso la oposición de Angelici que no la veía como una alternativa viable por su edad, la jueza llegó.

Doy por un hecho que sea nombrada Procuradora de la Nación por el simple hecho de que no he leído oposición seria a su designación, porque los medios han blindado a la jueza respecto a su transparencia e independencia respecto a los deseos de Mauricio Macri. Los medios hablan de negociaciones del peronismo para aprobar en el Congreso la designación de la jueza y sinceramente me producen asco.

Suelo publicar con anticipación muchos hechos nefastos para el país, esta jueza no viene a fortalecer nada, ni a combatir el delito como dice el mitómano de Mauricio Macri, quien cada día me parece más siniestro y perverso, con un discurso para estúpidos que curiosamente le da resultado, porque muchos ciudadanos prefieren creer en las palabras de un estafador profesional, porque eso es Mauricio Macri, una estafa política, el concepto de República nunca estuvo tan en riesgo como ahora, pero tenemos una sociedad tan cómoda y conformista que no reacciona, que cuando despierte de la comodidad estúpida en la que vive sumergida será tarde y como son argentinos se conformarán.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *