Maricel Marciano, la concejal PRO,de los malos ejemplos

Pareciera que a pesar de las promesas de cambios, de los representantes de CAMBIEMOS, en las campañas, a la hora de ejercer sus cargos, ninguno de los políticos ha hecho algo diferente, es decir, cuando llegan terminan haciendo lo mismo que criticaban.

Un ejemplo de lo que no se debería hacer, es la conducta de los concejales de CAMBIEMOS en Avellaneda, donde empezando por el presidente del bloque Sebastián Vinagre, un impresentable todo terreno, se suman el resto de los concejales que solo se dedican a enviar notas «armadas» a los medios con pauta y no a trabajar por el bien de los vecinos a quienes juraron representar.

En ese mundillo la concejal Maricel Marciano viene recibiendo duras criticas de parte de propios y ajenos, hace un par de semanas con motivo de zonas de Gerli inundadas comentaban los aliados de CAMBIEMOS, que la concejal nunca concurrió a charlar con los vecinos a pesar de los llamados pidiendo que se acerque a ver la situación.

Otra conducta muy criticada por los vecinos cercanos a la farmacia de Lacarra y Casacuberta es la impunidad al momento de estacionar la camioneta que suele utilizar la concejal que a veces impide el paso normal de peatones o bien obstruye las rampas de discapacitado.

Pero lo que sí es igualmente o más repudiable que el no dar el ejemplo con el estacionamiento, tiene que ver con una campaña sucia política, por lo menos tres comerciantes de Gerli, nos han confirmado haber recibido la visita de algunos vecinos militantes en la agrupación de Marciano, quienes les propusieron organizar alguna entrevista en el negocio con algún medio de prensa para criticar al intendente Ferraresi por la inseguridad, obvio que esta tarea militante no es gratuita y habría que saber de qué forma se retribuye a esas personas su «trabajo sucio».

Jugar con el miedo de la gente es despreciable, tanto viniendo de la concejal, como viniendo de quienes se prestan para ese tipo de «jueguito» que no aporta nada, en Avellaneda existen deficiencias en la forma de encarar la inseguridad, algunas comisarías con mejor desempeño que otras, pero el record de muertos lo siguen teniendo los municipios de CAMBIEMOS, por ejemplo Quilmes, con lo cual resulta curioso que representantes de CAMBIEMOS quieran mejorar lo que ellos no han podido a pesar de todos los recursos recibidos de parte de la gobernación, el último ejemplo es el policía asesinado en Vicente López.

Así que será cuestión de esperar a que la puesta en escena comience en Gerli, donde la concejal Marciano debería ser coherente al hacer política y no manipular a los vecinos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *