Marcelo Rey de militonto a matón con chapa

Marcelo Rey, es el 2do de Mónica Ghirelli, en la secretaría de seguridad del municipio de Avellaneda, dependencia que no ha tenido nunca buen concepto entre los vecinos, el haber participado de reuniones de seguridad de los distintos barrios de Avellaneda, me permiten asegurar que el descontento es general a la gestión de Mónica Ghirelli y su equipo de trabajo, curiosamente el intendente Jorge Ferraresi los ha mantenido en sus cargos perjudicando a los vecinos.

Allegados al intendente dicen que cuando le critican a sus funcionarios, él más los mantiene, esa actitud caprichosa y conocida de Ferraresi, lo ha llevado a que el bienestar de los vecinos se vea comprometido en varios temas calientes a los que el intendente por capricho no ha dado solución, uno es el tema de la falta de ambulancias y el otro mejorar la seguridad, el gasto es millonario, pero los recursos y el uso de esos recursos es negligente.

Mantener un equipo en la secretaria de seguridad con ignorantes es castigar a los vecinos, pero es sabido que por ejemplo Marcelo Rey no llegó por tener méritos personales en la materia, sino por ser un militante, en este caso militonto para no ofender a los verdaderos militantes que vió la oportunidad de cobrar todos los meses un sueldo y extras sin tener que trabajar duro, así como hay quienes venden servicios Marcelo Rey se dedica a vender humo y a tratar de usar el miedo de los vecinos con fines políticos que lo beneficien, ya que la política en beneficio de los ciudadanos es algo muy bueno y necesario.

Este personaje que no hubiera durado un día más en una gestión seria y con un intendente medianamente inteligente por vecinos que se han puesto en contacto, suele tener reacciones violentas con los vecinos que le recriminan irregularidades y al no poder explicar se ofende y se enoja llegando a tener actitudes visiblemente agresivas como levantarse de repente y elevar la voz o hacer advertencias en tono de amenazas, también en su momento Marcelo Frecha tuvo que publicar en las redes sociales su preocupación por dichos difamatorios de este personaje en la escuela de la Policía Local.

Si bien el intendente Ferraresi no hará nada con este impresentable que por su militancia sostendrá su puesto tirando por tierra los principios básicos que un intendente debe tener con los vecinos y es el respeto a quienes representa, tal vez muchos conozcan quien es uno de los responsables de la inseguridad que día a día afecta a los vecinos de Avellaneda, sabrán que este señor no solo no tiene idoneidad, sino también que directa o indirectamente está involucrado en varias denuncias por irregularidades en la escuela de la Policía Local, motivo por el cual se le suspendieron los recursos mientras que la Policía Local de Lanús continúa funcionando.

Soy uno de los que más critica la gestión de Vidal en seguridad y con argumentos concretos no desde la política vacía como hace este señor, mintiendo a los vecinos sin decir que las reuniones donde concurren solo buscan firmas para presionar y que les den el dinero para que supuestamente funcione la escuela de Policía Local, mete miedo en los vecinos cuando advierte que dentro de poco va a haber menos policías, menos móviles, menos de todo, cuando en realidad la seguridad no pasa solo por cantidad sino por calidad y en eso también miente cuando dice desconocer irregularidades como el hecho de que un secretario municipal represente delincuentes o gestione sus excarcelaciones.

Marcelo Rey es tan limitado e inestable emocionalmente que cuando no tiene argumentos recurre a la violencia, tal vez eso funcione con la gente de las agrupaciones políticas que por necesidad permiten que un tipo los violente, pero no con los vecinos, su participación en la formación de los policías locales de Avellaneda es un desastre, muchos detenidos por causas de drogas, de robos, connivencia con piratas del asfalto, varios suicidios, algunos con adicciones sin tratamiento y hasta otros detenidos por homicidios vinculados a grupos delictivos, esos son los efectivos que la secretaria de seguridad escogió para cuidar a los vecinos de Avellaneda y en lugar de reconocer los errores pretenden culpar a los que piden explicaciones.

Como bien explicó en la reunión de vecinos de Gerli, la Policía Local depende administrativamente de la gobernación, pero a los policías los eligieron ustedes, muchos familiares de políticos o funcionarios municipales, sin vocación en el 90% de los casos sino por necesidad.

Lamento que usted tenga esa conducta de matón de cancha, yo no tengo la culpa de que usted no se haya capacitado para el cargo que tiene y juegue a lo más sencillo que es decir NO SÉ, NO SÉ, NO SÉ, una frase muy PRO en boca de un supuesto antiderecha, usted es una mentira caminando, no tiene respeto por los trabajadores y así como algunos se visten de lo que sea para «trabajar» usted se disfraza de popular, en lugar de propotear a los vecinos bien podría demostrar ese supuesto valor en la calle, colaborando en operativos, Kravetz se jacta de ser practicante de artes marciales y si bien lo he criticado por estar en medio de operativos policiales jugando a Chuck Norris es más coherente que usted, ¿o su caso es el del perro que ladra?.

Cuando uno ocupa un cargo público, le debe respeto al ciudadano, con chapa como dicen todos somos porongas, lo valiente sería reconocer los errores, no mentirle a los vecinos, tratar de sumarlos con propuestas concretas y no con la idea de que los foros se reúnan, sin decirle a los vecinos que también los foros de seguridad no solo en Avellaneda han sido para peleas políticas que terminaron siendo un problema más a la inseguridad que una solución.

Mi consejo personal es que si tiene dignidad, si es un hombre con un poco de honor y vergüenza presente la renuncia, es feo saber que sigue en el cargo solo por el hecho de colgarse de los pantalones de Jorge Ferraresi y la pollera de Magdalena Sierra, ensucia con su conducta la remera de la Agrupación Eva Perón, pero como usted hay varios que de esto no tienen nada, así que estimo el intendente lo bancará para tenerlo en las marchas, como lo hizo el 21 de febrero del 2018 en lugar de trabajar, salió haciendo declaraciones que cuando está relajado lo muestran como es, una persona limitada en oratoria y sin ideas claras, mucho menos propuestas.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *