Marcelo Frecha Vs Jorge Degli Innocenti

Y como no podía ser de otra forma, alguien salió a decirle las 40 al «Foro» o Marcelo Mario Frecha, quien como ya lo advertimos a los vecinos hace tiempo, pasó de tener un sitio y varias páginas en las redes sociales al servicio del vecino, al servicio de su propio bolsillo.

Le guste a Frecha o no, sus intenciones ya no son altruistas, pero su reticencia a reconocer que hoy le interesa más la publicidad o el dinero que pueda recibir para determinadas publicaciones, lo hacen además de un mercenario un caradura.

La discusión que hace pública Frecha ofendido por ser llamado «corrupto» por parte de Degli Innocenti al entender que se encuentra operando para CAMBIEMOS, solo es real en cuanto Degli Innocenti, vuelve a pecar en que suele equivocar los términos que usa, ya que no se puede decir que Frecha sea corrupto, salvo que Degli sepa que Frecha sabe que cobra en negro, ya que se hace difícil hablar de pauta, cuando lo de Frecha no es un medio periodístico, algo reconocido por Frecha mismo.

Lo que no hay dudas es que tanto el Foro Vecinal Avellaneda Segura, como Mario Frecha y las otras páginas, desde hace casi un año trabajan mechando información tendenciosa con el único objetivo de desacreditar la gestión de Ferraresi y posicionar a CAMBIEMOS, algo similar a las operaciones sobre la inseguridad que pretende instalar Frecha al inventar delitos que nunca ocurrieron.

Los ingenuos se preguntaran que gana con inventar delitos?, sencillo, la inseguridad es un millonario negocio desde hace años, basta mirar las páginas de Frecha para ver propagandas de negocios vinculados a la seguridad, más inseguridad denunciada en sus páginas, mejor ventana para los que venden cámaras, rejas, sistemas de monitoreo, seguridad privada, etc.

Así como Degli se equivoca tal vez, en los términos, Marcelo Frecha vuelve a demostrar que se subió a un escenario para el que no estaba preparado, demuestra ser un ignorante con plumas de vedetonga cuando acusa a Degli de autotitularse defensor de los derechos humanos y ser poco democrático por no debatir con él, Frecha, ya te dije varias veces que agarres los libros si vas a jugar al periodista porque de lo contrario pasa esto, le hablas a los mediocres que te siguen, que son muchos y se autoalimentan de mala información, primero no es coherente hablar de autotitularse de defensor de los derechos humanos, porque lo correcto es exteriorizar esa posición personal y entre «el papa» y vos en eso hay un abismo, luego decís que por no debatir con vos es poco democrático, querer imponer tu voluntad es poco democrático, que sea funcionario o no, no implica que esté obligado a debatir con vos, salvo que su trabajo como funcionario este vinculado al área que es de tu inquietud, pero estimo que el cruce entre ustedes no tiene que ver con funciones de Degli.

A mí no me representa Degli Innocenti como político, hemos tenido fuertes cruces de opiniones y hasta nos hemos chicaneado, me ha acusado de estar contra la gestión por una pauta y la verdad es que no le dí importancia porque son las reglas del juego, para ellos cuando se sienten molestos se trata de campañas en contra de la gestión, poco me importo y de hecho no aclaré nada porque mis publicaciones hablan por mí, lo que está mal, está mal lo haga quien lo haga y no publicito a gente que delinque, algo que en su momento te advertí y te ofendiste porque según vos, a vos no te importa, es trabajo?, te dije que era incoherente decir que te interesa la seguridad pero no tenés problema en hacer publicidad de gente que estafa por dar un ejemplo.

La conclusión, Marcelo Frecha y Jorge Degli Innocenti no son tan distintos, la diferencia es que Degli se puede hacer cargo de muchas cosas, pero Frecha al día de hoy sigue jurando ser un humilde y preocupado vecino que se la juega por una Avellaneda mejor, lo cierto es que ya llevas muchos años con el curro de la seguridad, cuando no existían las redes andabas en los foros, lo cierto es que no mejoro nunca nada, pero vos vivís un poco mejor, como dije la seguridad es un buen negocio y la política también.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *