Mai Lata, la hipocresía en su máxima expresión

En Avellaneda, para la gran mayoría de los vecinos Maia Lata es alguien desconocido, para el reducido grupo que se informa sobre la política, Maia Lata es una concejal sin relevancia que rompió con el socialismo para sumar un voto en el HCD no por ideología (no la tiene) sino por conveniencia.

Uno de los medios que cuentan con las pautas más elevadas del municipio de Avellaneda, publicó un artículo con declaraciones de Maia Lata contra el ministro de trabajo Triaca y la senadora Gladys González, respecto al escándalo por las designaciones en el SOMU.

Estas son algunas de las «perlitas» de la nota:

“el Gobierno intenta hablar de una transparencia que puertas adentro no tiene”.

“es vergonzoso y denigrante que un ministro de Trabajo tenga empleados en negro”. “No obstante, es el fiel reflejo de los que integran el Gobierno nacional”

“los ministros y las personas que están involucradas en el caso no tendrían que estar más” y arremetió en este punto contra la senadora nacional y referente de Cambiemos en Avellaneda, Gladys González, quien fue interventora del SOMU. “No sólo está al tanto de la situación sino que es cómplice”,

“el hecho debería sentar un antecedente para que todos los vecinos de Avellaneda estén advertidos por si se quiere volver a presentar como candidata a intendenta en 2019”.

“Tenemos un rechazo absoluto porque ellos dijeron en la campaña que apostarían al diálogo pero no lo hicieron. Además, el DNU es anticonstitucional porque avanza contra leyes que se conquistaron en defensa de los trabajadores y ciudadanos”

Bueno Mia Lata es una enorme hipócrita a la hora de hablar, algo que en el HCD no hace, como tampoco propone nada, si hay falta de transparencia puertas adentro en el gobierno nacional, no menos cierto es que el intendente Jorge Ferraresi a quien ella responde ha hecho de su gestión un misterio para encubrir y no dar explicaciones de los mamarrachos y delitos cometidos, por caso la directora de transparencia del municipio la abogada Geraldine García no concurre a su hipotética oficina, con lo cual no cumple con su trabajo, ¿cómo se llama eso?.

Luego afirma que es vergonzoso y denigrante que un ministro de trabajo tenga empleados en negro, Maia Lata, esto aplica no solo para un ministro, sino para el intendente Ferraresi que tiene empleados irregulares o para varios concejales que tienen en sus despachos personal en condiciones irregulares laborales.

Cuando dice que las personas involucradas no deberían estar más, demuestra la ignorancia que usted tiene sobre la política y sobre la Ley, ya que solo se puede peticionar que Triaca deje el cargo de ministro, pero no así el cargo de senadora de Gladys González, justamente porque fue votada por el pueblo.

Lo de que el hecho debería sentar un antecedente, vuelve a mostrar una vez más sus limitaciones en el uso correcto del lenguaje y su desconocimiento académico de ciertas etimologías, si alguien le sugirió usar la palabra antecedente despídalo, por otro lado, los vecinos que han votado a Gladys González y al resto del espacio de CAMBIEMOS, los volverán a votar gracias a usted y la banda loca que acompaña a Ferraresi que no han hecho más que generar repudio por las medidas que han tomado y por la impunidad con la que se manejan, nadie con dos dedos de frente votaría a González, Vinagre, Malito y compañía, pero ustedes consiguieron que la gente vote sin pensar, es decir sus caras, sus apellidos Maia Lata producen rechazo.

Lo de la falta de diálogo es otra afirmación más de su hipocresía, al igual que hablar de actos o decretos inconstitucionales, usted, Ferraresi, Barrueco y varios màs, llevan años sin que exista un diálogo con los vecinos, sin que den explicaciones de barbaridades que han hecho y siguen haciendo, con un intendente como Jorge Ferraresi que ha violado varias veces la Constitución Nacional, provincial y muchas normas más.

Maia Lata usted es la expresión de lo que es un mercenario político, cambia de espacio según su conveniencia, se aprovecha de su posición política como cuando pudo ubicar a allegados en el ACUMAR con sueldos en los que había un retorno, nadie duda de que Gladys González es una política oportunista, que si fuera investigada por la justicia tandría que dar muchas explicaciones y en algunas no saldría bien parada, pero usted, su pareja y varios más de su entorno tampoco saldrían impunes en una investigación independiente sobre algunos beneficios y abusos políticos que ha sabido aprovechar.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *