Magdalena Sierra los niños necesitan más que un par de fotos en Avellaneda

   El municipio de Avellaneda, bajo la excusa del mes de los Derechos de los Niños, aprovecharon para hacer una muy linda puesta en escena para fotos y videos, así tal cual spot de campaña, Ada María Magdalena Sierra diputada y cabeza del Observatorio Social de Avellaneda, municipio que conduce su esposo Jorge Ferrasesi, juega a ser una especie de “Evita”, sin su carisma, determinación y valor.

La problemática de la Niñez en Avellaneda lleva años de un abandono grave, el peronismo de Cacho y luego de Ferraresi parió en la persona de Alejandra Sobrado una jueza de familia tan ineficiente en su cargo como irresponsable en las medidas dictadas que en su mayoría atentan contra los Derechos de los Niños, vulnera Garantías Constitucionales y carecen de dos preceptos jurídicos, congruencia y sana convicción. Su paso como directora de Niñez, Adolescencia y Familia fue el génesis del pandemonium que hoy “conduce” Lorena Cecilia Ramundo.

No es un secreto el hecho de que Magdalena Sierra carece de respeto incluso dentro de las propias filas militantes, se le cuestiona la falta de militancia real, la falta de oratoria, algo que se evidencia en el hecho sencillo de que es una política que ha ocupado cargos legislativos, pero sin hablar, sin dar entrevistas en vivo y personalmente la vez que la entreviste en un acto todo esto quedó registrado en un video que para Sierra fue lapidario al demostrar que no sabe y se nota.

Señora Magdalena Sierra, en tantos años viviendo de sus cargos públicos, concejal, senadora y diputada, usted debería haber aprendido si no es por inteligencia por experiencia, no puede usted tomarse fotos haciendo política con menores, cuando tiene como funcionaria y responsable del área a alguien como Lorena Ramundo, secundada por una “coordinadora” que en su paso por la carrera de abogacía no entendió nada y así se desempeñan ambas.

Me resisto a no decirle lo que usted debería saber, muchos vecinos me han escrito sobre las irregularidades, desprolijidades y hasta maltrato que han recibido en la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, por eso resulta ridículo publicitar una campaña cuando la realidad es muy distinta.

Ya no les sirve más ni a ustedes ni a la oposición la muletilla de tildar a las sanas criticas de cuestiones políticas, porque ustedes más que nadie saben quien es quien en estas cuestiones, ¿saben los vecinos que Ramundo cobra un sueldo por una tarea que casi no cumple?, ¿que son más los días que se ausencia que los que trabaja?.

Cientos de niños/as han sido perjudicados y dañados por malas medidas de Ramundo y parte de un equipo que no podrían aprobar un examen de evaluación profesional, eso de devolver favores o dar puestos a dedo para la militancia es irresponsable y peligroso.

#ObservatorioSocial #Avellaneda

#MesDeLosDerechosDeLaNiñez

#DirecciónNiñezAdolescencia

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *