Luis Otero y las malas compañías políticas

Cuando el impresentable presidente de la UCR de Avellaneda Fernando Landaburu, difundió su ofrecimiento al periodista Luis Otero de Canal 13 para disputar la intendencia desde el radicalismo en una puesta en escena para no perder el voto de la multidenunciada senadora Gladys González.

La novela política fue tomando forma y una vez que desde CAMBIEMOS midieron la fuerza de los candidatos González y Otero, probaron los resultados de un supuesto enfrentamiento interno, Otero dio un paso más y con una supuesta despedida al aire del noticiero confirmó que trabajará en política, algo curioso ya que en años en los medios nunca se ocupo de los problemas de Avellaneda.

Lo de Luis Otero es una especie de salvavidas mediático a la pésima imagen que tiene Gladys González que en breve podría ser imputada por la justicia al detectarse irregularidades en el manejo de los fondos del SOMU y de la Fundación Azul del gremio durante su intervención que produjo la fuga de varios millones.

La realidad es que en la práctica es muy pobre lo que puede aportar el «periodista», además de su cara, nunca ejerció la profesión como periodista, lo suyo era leer noticias, el periodismo es otra cosa y en el plano político en años con problemas en Avellaneda nunca aportó un comentario constructivo, mucho menos ideas, es un buen «soldado» del Grupo Clarín que viene a tratar de captar el voto de los que ya no soportan a Gladys González quien no supo hacer pie en el partido.

Miden tan mal por separado que ahora la estrategia es sacrificar los votos de quienes votarían a Otero pero nunca a González y mostrarlos juntos, eso sí, parece que entre dos uno hacen uno y los candidatos de CAMBIEMOS para Avellaneda, recorren y hacen campaña en Lanús.

Primero fueron con algunos vecinos «elegidos a dedo» y otros que son actores a conocer el Centro de Monitoreo de Lanús para ver el funcionamiento y según ellos poder implementar algo así en Avellaneda, ahora con motivo del cumpleaños de la localidad de Gerli, Otero y González se mostraron felices y sin diferencias junto a Néstor Grindetti, además los candidatos de Avellaneda fueron a charlar con vecinos de Lanús?.

Si la participación de Luis Otero en política era como él dijo para mejorar la política y que regrese la confianza de los vecinos empezó muy mal, caminar al lado de dos políticos con causas por corrupción, incluso Grindetti asumió la intendencia con un pedido de captura internacional y González viene sumando denuncias desde hace 12 años, está subestimando a los vecinos, esa desproligidad de Otero la pagó con un escrache mientras caminaba junto a Landaburu.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *