Los primeros informes periciales, mencionan traumatismos y asfixia

Los peritos forenses que trabajaron en el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Candela elevaron su primer informe al Fiscal de la causa.

El primer informe forense determinó que Candela Rodríguez, la niña de once años que era buscada desde el lunes pasado, murió hace 72 horas, aproximadamente. La fecha se conocerá con exactitud recién mañana, cuando se realice la autopsia en la morgue de Ituzaingó. 

El cuerpo de la niña fue hallado totalmente desnudo, en dos bolsas de consorcio negras. Los pies de la niña estaban limpios, dato que llamó la atención de los investigadores. 

La niña tenía el mismo peinado con el cual había salido de su casa el pasado 22 de agosto para encontrarse con sus amigas, de acuerdo al testimonio de los familiares que participaron del reconocimiento del cuerpo. También tenía todos los anillos que solía usar. 

Los médicos encontraron signos de asfixia y posibles traumatismos en el rostro, de acuerdo a lo observado en la «escena secundaria», término que se utiliza en criminología para señalar la escena en donde se halló el cuerpo. 

Además de las bolsas de consorcio, la Policía Científica incautó en el lugar algunos papeles y vestimentas que, a priori, se cree que no serían de Candela. 

En principio, las bolsas de consorcio habrían sido arrojadas en la tarde de hoy, pocas horas antes de que un cartonero haya advertido la presencia de la niña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *