Los colectivos siguen siendo el blanco de los menores delincuentes

colectivo-línea-407Tres chicos de entre 9 y 14 años subieron a un interno de la línea 407 en San Isidro. Tras robar a los pasajeros, huyeron hacia una villa de la zona. En Villa Bosch, otros dos menores abordaron un colectivo de la línea 320 y golpearon con la culata de un arma al chofer.

En el primer caso, tres chicos asaltaron al chofer y a los pasajeros de un colectivo de la línea 407 cuando transitaba por la localidad bonaerense de Beccar, en el partido de San Isidro.

Ocurrió ayer, alrededor de las 19, en la esquina de las calles Tomkinson y Roma, donde los chicos armados subieron al interno 203. Tras apoderarse de algunas pertenencias dinero de las víctimas, escaparon a la carrera hacia un asentamiento de la zona. Este caso es el sexto de características similares registrado en el Gran Buenos Aires en una semana.

A su vez, un colectivero de la línea 320 fue golpeado por dos ladrones, aparentemente menores de edad, mientras cumplía su recorrido por la localidad de Villa Bosch, en el partido de Tres de Febrero.

Todo comenzó anoche, alrededor de las 23:30, cuando dos delincuentes armados ascendieron al interno 19, que estaba detenido en la calle Presidente Perón frente a la estación ferroviaria Martín Coronado. Después de despojar de sus pertenencias al conductor, identificado como Luis Armando Sánchez, le aplicaron un fuerte golpe en la cabeza con la culata de un arma y lo cortaron. Intervino la comisaría 9 de Tres de Febrero.

Más robos

El 18 de marzo dos choferes -en menos de 24 horas- sufrieron robos. Pertenecen de la empresa de colectivos Almafuerte SATICI, de la línea 55, en el partido de Morón. Uno de los choferes fue herido de una cuchillada en un brazo. Dos días antes un ladrón asaltó a otro colectivero y a los pasajeros de un colectivo de la línea 501, en Villa Trujuy, partido de Moreno. Escapó en el colectivo y luego abandonó a pocas cuadras del lugar.

El viernes pasado la Unión Tranviarias Automotor (UTA) decretó un paro que afectó a las líneas que circulan en la provincia e ingresan en la Capital, en repudio por el crimen de Leonardo Paz, un chofer practicante de 22 años de la línea 56 en la localidad de Villa Celina  y en reclamo de mayor seguridad.

«Ya se hace esto algo de alto riesgo. Todos los días nos pasa algo», sostuvo Roberto Fernández, secretario general de la UTA , en Radio 10. «Vamos a poner las cámaras, el botón antipánico, todo lo que sea», agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *