Lomas de Zamora: Marcharán para pedir Justicia por los abusos en un jardín de Fiorito

A una semana de que distintos padres de la comunidad educativa del instituto de enseñanza General San Martín denunciara casos de abuso sexual por parte de un tallerista que concurría a la institución a realizar distintos shows de entretenimiento sin ser profesor de la escuela, se realizará este viernes una marcha hasta los Tribunales de Lomas de Zamora “con el fin de pedir justicia ante los hechos cometidos”. La movilización comenzará en la puerta del colegio, Ejército de Los Andes y FIlardi en Villa Fiorito, y culminará en el Palacio de Justicia de Lomas de Zamora, ubicado en Larroque y ex Camino Negro.

Con el lema “Justicia por nuestros pollitos”, Alejandra – madre de uno de los niños que denunció al tallerista – indicó al portal que junto con el resto de los padres “vamos a pedir Justicia, queremos la condena máxima, y que la directora que permitió meter un desconocido en el colegio por una recomendación, pague”. “La marcha sería salir desde el colegio donde empezó todo esto, llegar hasta Tribunales, y pedimos que haya Justicia” pidió.

Alejandra aseguró que la persona denunciada hoy se encuentra presa, y agregó que aún faltan pericias psicológicas de muchos chicos del jardín que denunciaron los hechos. “Él está preso, pero esto recién empieza. Faltan muchos chicos que los tiene que llamar la fiscalía para que los trate un psicólogo, hay 60 denuncias” refirió, y afirmó que “hay chicos que ya pudieron hablar”. “Hay nenes que lo dibujaron, hay un nene que pudo contar todo” relató.

“Pedimos que esto no quede así, nosotros vamos a ir hasta el final, queremos la pena máxima, hasta los 20 años (de prisión) no vamos a parar, porque no fueron ni dos, ni diez chicos, fueron sesenta” sentenció Alejandra, y agregó: “un nene me basta para creer en los otros sesenta”. “Queremos que pague lo que tiene que pagar sin ningún beneficio, porque no se merece nada” agregó.

En cuanto a las respuestas que recibieron por parte de la institución, Alejandra afirmó “nos dieron la espalda, nos cerraron la puerta del colegio”. “Mi hijo no puede ir al jardín, para él ya terminaron las clases porque no puedo seguir llevándolo ya que hacen de cuenta que no pasó nada, lo siguen ocultando, negando, como si no pasó nada”, lamentó la madre del pequeño, y aclaró que en el colegio “siguen dando clases normales”.

“¿Yo con que confianza deposito a mi hijo ahí, donde empezó todo? Sólo sacaron a la directora. No podemos entregar a nuestros hijos a las personas que nos fallaron”, planteó en comunicación con el portal.

“Mi nene no quiere pasar por afuera del colegio y un montón de compañeritos están en la misma situación, tienen miedo porque los amenazaba” relató en cuanto a la situación que está viviendo tanto su hijo como el resto de los chicos que transitaron esta situación. “Los chicos dicen que esto es un secreto, eso es lo que le decía. Le decía que si nos contaba, los padres nos íbamos a morir o iba a mandar una nota mala y los íbamos a castigar a nuestros hijos. Les hizo un lavado de cabeza que no tiene nombre” finalizó Alejandra.

“Los padres estamos haciendo afiches y carteles, y salimos a la noche a pegarlo por distintos lados para que si hay más casos, se hagan a la luz y puedan tener una ayuda también” manifestó al portal otro de los padres involucrados en la causa.

La persona acusada de cometer los abusos sexuales no era profesor de la escuela, sino alguien que dos veces por mes ingresaba a realizar espectáculos de entretenimiento para los chicos. En ese marco, más de una docena de padres denunciaron que el hombre abusó de sus hijos. Entre los desgarradores testimonios, una de las madres aseguró que su hijo le dijo “que le bajó los pantalones» y que “le tocaba la cola”.

El pasado 27 de octubre, la fiscal de Lomas de Zamora, María Delia Recalde, imputó por abuso sexual gravemente ultrajante al acusado y el juez de Garantías convalidó su decisión.

Por el momento, la fiscal considera que hay pruebas para imputarle 8 casos de abusos de menores. Es decir, que en un principio, de los cerca de 15 casos de abuso denunciados se acreditó la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *