Lomas de Zamora: La familia de Leonel Sotelo espera que se acelere la invetigación y se realice el juicio oral

A poco de cumplirse tres años de la muerte de Leonel Sotelo, un joven que recibió varios disparos por parte de un policía en 2016, la familia de la víctima exige que se ponga fecha para el juicio ya que se suspendió porque un tribunal consideró que debía volver a ser indagado e investigado el policía imputado.

Noemi, madre de Sotelo, afirmó: «Pasaron seis meses y todavía no tenemos respuesta de cuándo se volverá a hacer el juicio. Cada año que pasa se acumula más bronca de que lo hayan matado y de que sigan siendo asesinados cada vez más pibes por la Policía”. 

El juicio contra Giuliano Armando Fattori, efectivo de la Policía Bonaerense acusado de matar Sotelo, comenzó este año pero tanto la fiscalía como la abogada de la familia de la víctima pidieron que se revea la carátula para que el imputado sea juzgado por el delito de homicidio calificado.

En esta línea, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora dejó sin efecto el juicio oral contra Fattori. Es por eso que se dio lugar al pedido de nulidad de la carátula de “exceso en legítima defensa” para que vuelva a la instancia de instrucción y de ser considerado, se recalifique como “homicidio calificado

La familia de Sotelo estima que el juicio podría realizarse la primera mitad del año que viene con la “esperanza” de que sea juzgado con la nueva calificación. «El está muy pancho en su casa como si nada y yo siento mucha bronca e impotencia por la lentitud para una sentencia. A mi hijo no lo tengo más», relató Noemi.

Además, la madre de la víctima opinó sobre la libertad actual de Fattori hasta que comience el juicio. “Yo quiero que espere en la cárcel el juicio. Él no está detenido, está en su casa, en la calle”, apuntó.

Luego de que Fattori le disparara a Sotelo, Noemí tomó conocimiento del accionar represivo de las fuerzas policiales. Según datos de CORREPI, cada 21 horas una persona muere por el aparato represivo estatal. “Yo creo que tendría que cambiar el accionar de la Policía, se tendría que revertir la situación de que los pibes son asesinados y torturados por la Policía”, manifestó.

Sotelo recibió tres disparos en Humberto Primo y De María el 1 de noviembre de 2016, en Burzaco, por parte de Fattori, quien circulaba en su moto. Según la acusación, dos jóvenes, entre los que estaba Sotelo, se le pusieron en paralelo con otro vehículo con el objetivo de robarle. En ese contexto, según la acusación,  Fattori intentó evitar el robo y comenzó a disparar contra los dos jóvenes y mató a Sotelo, mientras que el segundo joven salvó su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *