Lomas de Zamora: Denuncian abusos en jardín de infantes por parte de un payaso

Se trata de la institución 917. Varios nenes denuncian abusos y las autoridades fueron removidas. El jardín permanece cerrado.

Padres de niños y niñas que asisten al jardín 917 “Juana Manso” de Lomas de Zamora denunciaron que sus hijos fueron abusados. El acusado es un mago, de 34 años. Las autoridades de la institución fueron relevadas de su cargo.

Sucedió en el Jardín N° 917 “Juana Manso”, ubicado en Mascagni 395 de Lomas de Zamora. Todo comenzó con el relato de una nena de 6 años, pero luego se sumaron otros menores y coincidieron con los dichos sobre un mago que amenazaba con un cuchillo a los chiquitos para que no cuenten lo que pasaba.

Sebastián, papa de la primera nena que denunció los abusos, explicó que el viernes mientras merendaba en familia, la chica rompió en llanto y les pidió a sus padres no volver al jardín. “Dijo que no quería volver más al jardín porque el mago Juan nos iba a matar a mí y a la madre, que fue lo que le dijo para que no cuente nada”, señaló el hombre.

Según su relato, a las compañeritas “les metía un chicle venenoso”, que tendría la droga más  conocida como burundanga.  “A mi hija le hizo meter su dedo en la boca y le dijo que no diga nada”, relató el padre de la chiquita, horrorizado. “Mi nena dice que le puso un cuchillo en la garganta, que empujaba a los chicos contra la pared”, apuntó.

Respecto a la droga que habría utilizado el atacante, el hombre explicó que ese “polvito mágico” provocaba “alucinaciones” en los chicos. “Veían cosas que no concordaban”, apuntó. Especialistas advierten que “es criminal” darle burundanga a los menores porque “puede ser fatal” o provocar “daño permanente”.

Las autoridades fueron relevadas de su cargo y la institución permanece cerrada hoy. Lo confirmó Fernando Bóveda, inspector de la Jefatura Regional de Educación, esta mañana. “Quedó desafectado el equipo directivo del establecimiento”, aclaró el funcionario en las puertas del jardín.

“El inspector de inicial trabaja para ver como sustituimos el equipo para normalizar las actividades”, explicó, respecto al cierre de  la institución. “Estamos tratando de trabajar para que mañana la institución pueda garantizar el derecho educativo”, completó Bóveda, quien dejó en claro que se mantiene diálogo con la comunidad de padres.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Serían siete las denuncias y los chicos declaran hoy en Cámara Gesell, procedimiento que se realiza a través de especialistas y en un ambiente ameno para que los menores puedan contar qué sucedió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *