Lomas de Zamora: Condenaron a prisión perpetua al acusado del crimen de Miguel Alaniz

Un tribunal oral de Lomas de Zamora condenó a prisión perpetua al único imputado por el homicidio de Miguel Alaniz, un hombre en situación de calle que fue prendido fuego en el centro de Lomas, en 2017. Mientras el fiscal a cargo del debate oral, Walter Di Stefano, había solicitado esa pena, el abogado defensor había pedido la absolución.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 3 de Lomas de Zamora consideró autor del homicidio agravado criminis causa en concurso real con robo agravado por el empleo de arma a Emanuel Sueldo, quien esperó a que la víctima se durmiera para atacarla.

El hecho ocurrió el 11 de abril de 2017 en la puerta del Banco Santander Río, ubicado sobre la Avenida Hipólito Yrigoyen, durante la madrugada. Alaniz tenía 55 años, era vendedor ambulante durante el día y dormía en la puerta de la entidad bancaria. Según los testigos que se presentaron durante el juicio, fue agredido por distintas personas en situación de calle y temía por su vida días antes del crimen.

Así como lo solicitó el fiscal, el Tribunal consideró que se comprobó la autoría de Sueldo ya que varios testigos pudieron reconocerlo durante el video que registró el hecho cerca de las 2.40 horas. En un inicio Sueldo apuñaló a Alaniz, quien luego es prendido fuego con el fin de llevarse el chango de supermercado, donde la víctima guardaba sus objetos personales y los pañuelitos descartables que vendía.

Durante el debate se hicieron presentes distintos testigos que si bien no presenciaron el homicidio, lograron reconocer al acusado. Sueldo había admitido el homicidio tiempo después frente a una mujer que fue clave para la sentencia debido a que testificó lo contado por el acusado y lo reconoció de manera contundente.

En esta línea, otros testigos aseguraron que el acusado había molestado a otras personas en situación de calle por ser mayores. Además del peso de los testimonios, el material fílmico permitió determinar la autoría penal de Sueldo. Si bien al principio se sospechó sobre un posible accidente con unos cigarrillos que tenía la víctima, la autopsia reveló que había sido atacado con un objeto punzante.

El cuerpo de Alaniz fue encontrado carbonizado el 11 de abril de 2017 en las puertas del Banco por la mañana cuando un empleado de la Fundación Científica, ubicada a pocos metros del lugar del crimen, alertó a un Policía que transitaba la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *