Lomas de Zamora: Cinco años de condena al que atropelló y mató a Nahuel Ayala

  El único acusado por la muerte de Nahuel Ayala (hay un prófugo), un joven atropellado en Fiorito en enero de 2015, fue condenado a 5 años de prisión, por el delito de homicidio culposo agravado. La familia de la víctima indicaron que con el veredicto condenatorio “se concluye una etapa dolorosa”, mientras que el abogado de la familia Ayala calificó la pena como “ejemplificadora”. La jueza, tal como lo había pedido el fiscal, unificó la nueva condena a una que ya viene cumpliendo el sujeto por lo que la pena se eleva a ocho años.

Luego de casi una semana de espera, el Juzgado Correccional 7 de Lomas de Zamora dictó veredicto condenatorio frente a Braian Gargano, al encontrarlo culpable por la muerte de Ayala. La decisión se condice con lo pedido tanto por el fiscal de juicio, Javier Martínez, y el representante del particular damnificado, Sebastián Silvestre. Ambos habían pedido que sea condenado a 5 años de prisión, más la inhabilitación para conducir.

Silvestre indicó sentirse “muy contento” con el veredicto, e indicó que la pena se unificó con otra que cumplía Gargano, por lo que fue condenado a 8 años. Además, se lo inhabilitó para manejar vehículos por 8 años. Si bien por este hecho por el que fue juzgado no estaba detenido, sí lo estará a partir de ahora.

“Esto es un cambio de paradigma” declaró Silvestre, ya que “hay prisión efectiva por un hecho de tránsito”. “Estamos acostumbrados a que causas cómo éstas no tengan penas de cumplimiento efectivo, pero esta vez se tuvo sensibilidad” apuntó el letrado, quien llamó a “celebrar” la decisión.

Por otro lado, destacó la laborar del Ministerio Público Fiscal, tanto en la instrucción como en el juicio, y la labor de la jueza Brenda Madrid, “que tomó en cuenta los testimonios veraces” de los testigos. “Estamos muy conformes, claramente se hizo justicia” finalizó.

Vanina, madre de Nahuel, también dialogó con El Sindical y declaró que “hoy se puede decir que Nahuel descansa en paz”. Para Vanina, el veredicto “trajo alivio a la familia”, quien seguirá acompañando a las familias de víctima de la región, tal como la acompañaron a ella en este proceso.

En cuanto a la decisión de la jueza Madrid, Vanina afirmó que “no esperaba” que Gargano sea condenado a la máxima pena prevista para este tipo de delito, y sinceró que “cuando dieron la lectura de la pena, se me caían las lágrimas”.

“Con esto se concluye una etapa dolorosa, vamos a ver cómo vamos a continuar como familia, es duro todavía seguir” refirió al portal emocionada, y resaltó que pese a que “sobra un lugar en la mesa, vamos a reconstruir la familia”.

El 15 de enero de 2015, alrededor de las 21:30, Nahuel Ayala salió de su casa para comprar, cuando estaba cruzando la esquina de Ejército de Los Andes y Filardi, en Fiorito, fue atropellado por un Ford K color rojo, que supuestamente había sido robado. Los ocupantes abandonaron el Ford K cerca de donde atropellaron a Nahuel y escaparon. Una de las personas habría sido identificada como Braian Gargano, quien llega imputado al juicio. La otra persona, al día de hoy, continúa sin ser identificada.

Minutos antes de la audiencia la mamá de Nahuel remarcaba la necesidad de que el Estado acompañe y represente a los familiares de víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *