Llavallol: Ante la falta de pago, trabajadores de Canale realizarán un festival para recaudar fondos

  Los trabajadores de empresa alimenticia llevarán adelante un festival solidario el sábado 17 de diciembre en Santa Catalina 184, Llavallol, con el fin de recaudar fondos para cubrir las necesidades básicas ante la continuidad del conflicto laboral ante la deuda de sueldos ante la falta de pago de parte de la empresa. La actividad servirá además para poder visibilizar el problema.

Nicolás Macchi, delegado de la planta, aseguró que “la idea del festival es difundir principalmente la problemática de la empresa, y vender cosas para recaudar fondos para cubrir las situaciones básicas y puntuales de compañeros”.

“Hay compañeros que están haciendo changas o buscan la manera de sobrellevar la situación, pero algunos son el único sostén de la familia o tienen enfermedades que necesitamos tener una caja chica para cubrir eso” informó, dado que la empresa les debe dos meses y medio de sueldo y no le dan una solución al problema. También, entre las distintas acciones que se van a llevar a cabo el 17 de este mes, está la idea de hacer una radio abierta “para que los compañeros puedan expresarse”, enfatizó.

Si bien Macchi afirmó que la crisis en Canale viene desde hace más de dos años, “ahora estamos hace dos meses y medio sin cobrar y no hay producción, así que no tenemos bien de dónde agarrarnos para luchar contra la empresa”, por lo que decidieron“salir en los medios, comprometer al sindicato, tratar de llegar a la opinión pública, que se haga cargo algún funcionario o alguien que nos pueda dar una mano”.

Por otro lado, denunció que el gremio tiene congeladas las paritarias desde el 2014. “Eso nos generó una pérdida mensual de 5 mil pesos más el atraso de los sueldos. Es una locura tener trabajadores durante tres meses sin cobrar”. Además, asegura que el sentimiento en el que están sumergidos con sus compañeros es alarmante. “La angustia viene por la impotencia de que nadie te da una mano, nadie te escucha, te sentís desprotegido como laburante, te sentís solo”, afirmó.

La empresa asegura que va a ser vendida, que hay inversiones, “pero eso ya viene desde el año pasado”, y no hay ninguna solución a su problema como trabajadores, señaló. “El año pasado hubo una presentación de crisis que no fue aprobado por el Gobierno, por suerte, porque eso implica despidos y abusos laborales, que de igual manera lo hicieron. Estuvimos tres meses sin cobrar el año pasado, este año otros tres meses y esas deudas las saldaron con el préstamo del Estado que en realidad no era para saldar sueldos, sino para ponerse a producir, y nunca lo hicieron”, aseguró.

“La idea era cobrar los sueldos con trabajo genuino. Tenemos potencial acá en Llavallol para hacer un montón de cosas y los dueños se cerraron en hacer sólo conservas, eso nos jugó en contra, no trabajar para terceras marcas”, indicó Macchi, quien aseguró que los fondos con los que cuenta la empresa no están siendo destinados a mejorar la producción y así generar mayores ingresos que le permita abonar los sueldos en tiempo y forma.

Además, “en este tiempo perdimos un montón de conquistas que teníamos acá”, denunció el dirigente gremial. “Nos sacaron un montón de cosas, como porcentajes de producción, el comedor interno, servicio de enfermería. Del año pasado a este perdimos 40 puestos de trabajo y venimos con una sangría en que los compañeros que se jubilan no se reponen los trabajadores”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *