“Licencia para matar”, versión Argentina

 Si hay algo que los “asesores” del gobierno de CAMBIEMOS tienen, es una gran capacidad para estimular lo peor que habita en la mayoría de los argentinos, la ignorancia y el desinterés génesis de esa ignorancia que muchos llevan por la vida con un orgullo que es casi tan letal como los famosos ataques de los fanáticos que se inmolan sin importar nada.

Dentro de ese universo de temas de agenda fabricados por los responsables de la comunicación del partido, ahora han generado un debate ridículo desde donde se lo quiera abordar para debatir y es el Decreto del Ejecutivo respecto al uso de las armas de fuego por parte de las fuerzas federales de seguridad.

Ya en los medios la discusión ha dado sus logros, se habla de una Ley o Doctrina Chocobar, términos mal aplicados para referirse a un Decreto, que por ser producido y publicado en el Boletín Oficial por parte del presidente y o ministro, tiene la cualidad de ser legítimo, pero bien puede ser considerado ilegal, si se estudia su aplicación y la posible colisión con derechos o garantías constitucionales.

La supuesta “protección” a los policías con esto o las afirmaciones que ahora hay más elementos para combatir el delito, es directamente subestimar la inteligencia de los ciudadanos y mentir descaradamente, pero no se trata de una mentira inocente, sino de una mentira con la intención de manipular y estimular reacciones populares que poco tienen que ver con reales mejoras en materia de seguridad.

Tanto el ministerio de seguridad de la Nación como el provincial, han tenido a la fecha, un rendimiento malo, se está frente al record histórico de un promedio de 5 muertos diarios en hechos policiales, no hay una prevención eficiente y si bien parte del fracaso frente al delito pasa por una justicia que lejos de colaborar fomenta la reincidencia, la realidad es que los policías para trabajar más cómodos y con una verdadera sensación de apoyo, más que estas declaraciones políticas, necesitan que los cuiden de verdad, es decir, que les provean de chalecos en condiciones, que no estén vencidos, con móviles que realmente tengan un blindaje, que tengan una ART que cubra los accidentes y las heridas derivadas del servicio.

Apelo a la inteligencia y honestidad del presidente Mauricio Macri a quien le recuerdo hace un año le presenté una nota con un amplio desarrollo de los puntos débiles y las personas que no están capacitadas para el ministerio de seguridad, que los hechos y la situación actual confirman mi advertencia no por ser vidente, sino por conocer sobre el tema.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *