Las mentiras sobre la cautelar de MUTRAMA y el Decreto del Intendente Jorge Ferraresi

Ferraresi-y-DovalPor estas horas, varios medios, han publicado de forma irresponsable y demostrando una ignorancia del derecho, una resolución judicial, que intima al municipio de Avellaneda, a en un plazo de 72 horas, suspender el Decreto por el cual el intendente Jorge Ferraresi, suspendía el descuento por recibo de haberes que tiene como beneficiario a MUTRAMA.

Los titulares utilizados por el diputado provincial Hernán Doval, presidente de MUTRAMA (Mutual de Trabajadores Municipales de Avellaneda)»La Justicia nos dio la razón» es más un título «ganchero» que el correcto titular de una medida judicial provisoria como la que el Juez federal Luis Antonio Armella le ha reconocido parcialmente, y esto es así, porque el Juzgado federal Nª1 de Quilmes, se ha declarado incompetente ante la consulta al Fiscal Federal subrogante, por lo que las actuaciones serán remitidas al Juzgado Contencioso Administrativo que corresponda por turno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Con esto, que se intenta instalar en los medios que además de ignorantes del derecho, tienen un interés político de debilitar la gestión de Jorge Ferraresi, dejando de lado la independencia que en las noticias debe tener un medio que se precie de independiente, además son poco inteligentes al repetir falacias que desacreditan la seriedad del medio, por suerte en Avellaneda son siempre los mismos medios los que se disputan las mismas primicias y los mismos errores.

Existen muchas cosas para criticar de la gestión del intendente Jorge Ferraresi, pero en esta la razón lo asiste al ingeniero, en primer lugar, ningún intendente está obligado a realizar descuentos de sus empleados para determinada asociación o entidad, es una medida de carácter político y no resiste ninguna sentencia judicial definitiva el creer que la justicia puede imponer estas medidas.

Tal vez, sabiendo que esto es así, desde la mutual apelaron a las «chicanas» jurídicas que permite nuestro sistema judicial, y es que la medida judicial presentada en el Juzgado Federal Nº 1 de Quilmes, se sabía iba a ser rechazada por incompetencia, pero también se sabía que cualquier juez, pude dictar una medida cautelar que en este caso es lo que se conoce como «amparo», lo que no implica un reconocimiento de la razón o el tema de fondo que se intenta dirimir judicialmente, sino que por razones que se invocan, algunas pueden ser consideradas como válidas para dictar la medida cautelar, mientras en el tiempo se dirime que elementos existen para una sentencia definitiva que es la única que dará la razón a uno o a otro.

En la presentación realizada por MUTRAMA, se invocaron entre otros razones vinculadas a la salud de los afiliados y su atención, argumento que el juez consideró válidos para una medida preventiva cautelar, en algo que se conoce como el fumus boni iuris o apariencia de buen Derecho y el periculum in mora o peligro por el paso del tiempo, nadie y mucho menos un juez como Armella que se encuentra con varios pedidos de juicio político y destitución sobre su cabeza, quiere problemas de salud de un paciente o cargar con un muerto por un rechazo de una cautelar.

La medida, si bien puede considerarse como un «pequeño» triunfo judicial, no es más que algo efímero, que estimo los abogados del municipio van a poder revertir muy fácilmente ya que los peligros invocados por la mutual no solo son abstractos, sino que el riesgo que se invoca de salud es otra de las argumentaciones «chicaneras» de bajo calibre, en esto veremos si el municipio ha invertido en abogados calificados o en simples pasa horas, que además de no tener un horario de cumplimiento efectivo en el municipio, tampoco están capacitados para resolver una presentación judicial que hace agua por donde se la mire.

Por eso la suspensión del Decreto Municipal 2514/14, y habla de suspensión porque parece que Doval nos demuestra con sus expresiones que desconoce algo que se llama independencia de poderes, y Ferraresi ha actuado conforme a las facultades que tiene como intendente, podemos estar de acuerdo o no, pero no se ataca la medida adoptada por el intendente, sino que lo que se ha concedido es una medida cautelar por razones humanitarias podríamos decir para que lo entiendan todos los vecinos y trabajadores municipales, creo que es hora de que les dejen de mentir.

Y resulta muy sugerente que se invoquen razones de salud desde la mutual y que lo haga quien además de diputado es adjunto del sindicato STMA, ya que no lo vimos acompañar con ningún escrito judicial a las víctimas de la Clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera, tema que les disgusta a los sindicalistas pero que es la piedra que ustedes pusieron en sus zapatos. Si quieren mejorar su imagen, señores mejoren sus argumentos.

Con esto es necesario decir que el juzgado federal bien podía haber entendido que el Decreto era inconstitucional y hacer un análisis más profundo de la cuestión, pero hizo lo que los abogados de la mutual sabían, concedió la cautelar y se sacó el expediente de su órbita.

El único triunfo en estas cuestiones no debe ser el de los políticos, sino el de los trabajadores, un descuento en el recibo de sueldo o el pago por la forma en que se quiera hacer no mejora la calidad de atención, eso es una enorme mentira, una más de las que uno parece tendrá que seguir leyendo, de dirigentes que se peinan para la foto y se suben a pronunciar discursos carentes de contenido, pero que suenan bien al oído.

La obligación de los medios serios, es decir, lo que los otros callan o lo que los otros repiten porque es el guión que les hacen llegar, esta es otra muestra de discutir lo que no es relevante, de las peleas políticas para la gilada, mientras que de lo que realmente hay que discutir, no se habla, tal vez por eso de que alguien alguna vez me dijo que en política las peleas son ficticias porque todos saben muy bien «que es un ratito cada uno».

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *