Lanús: La Justicia frenó la obra en Gerli tras el pedido de los vecinos

  A partir de una medida cautelar presentada por feriantes y vecinos, se le solicitó al Ejecutivo local que presente las autorizaciones pertinentes para ver de qué forma avanza la obra. “Esperamos que se ponga fin a esta obra porque es absolutamente peligroso que se avance con esta obra”, enfatizaron.

La Justicia dio curso a la medida cautelar que presentaron los vecinos y feriantes de la localidad de Gerli para frenar la construcción de un destacamento de la Policía Federal debajo del Puente Manuel Quindimil.

“Como lo veníamos previendo la Justicia entendió que había un peligro con la presencia del gasoducto que pasa por debajo de la obra y decidió frenarla. En este sentido, pidió a la municipalidad de Lanús que presente las autorizaciones pertinentes porque todavía no lo hizo”, explicó Guillermo De Vasconcelos, uno de los vecinos que encabeza el reclamo.

Indicó que de forma preventiva la obra se encuentra detenida, y manifestó que esperan que “se ponga fin a la obra porque es absolutamente peligrosa para todo el barrio”. “Queremos recuperar el espacio público y que no se construya este destacamento policial ni tampoco otra cosa. Todavía no entendemos como los funcionarios municipales no sabían de la existencia del gasoducto”, advirtió.

La obra. La polémica gira en torno a una obra impulsada por el Ejecutivo de Lanús que contempla la construcción de un destacamento de la Policía Federal de 200 metros de largo, de un playón de estacionamiento para los vehículos policiales, de oficinas de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ex-RENAR) y de una plaza seca.

Ante esta situación los comerciantes que se ubicaban en el lugar fueron desplazados, situación que generó malestar en los vecinos. Sin embargo, más allá de eso el reclamo más fuerte es por el peligro que genera en la zona la construcción del destacamento en una zona por la que pasa un gasoducto.

Si bien desde el Municipio precisaron que “no se corre ningún riesgo”, los vecinos aseguran que “es una situación muy delicada” y que “la obra tiene que pararse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *