Landaburu: «Dime con quién andas y te diré quién eres»

Fernando Landaburu, actual concejal por Juntos por el Cambio en Avellaneda, llevaba una vida política de bajo perfil, hasta que jugó fuerte y traicionó a partidarios para ubicar a su pareja como concejal y asumir la presidencia de la UCR Avellaneda.

A partir de ahí, supo negociar también un cargo directivo en el PAMI local y así construir poder y acrecentar su patrimonio, su paso por el PAMI es para el olvido o mejor debería ser auditado e investigado, varios afiliados del PAMI hoy estarían vivos o hubieran tenido una mejor oportunidad si se hubieran atendido los reclamos de sus familias.

Ya con mejores chances, Landaburu apostó fuerte a vivir en campaña, con la ayuda de los necesitados medios locales y alguna Web tramposa el autobombo fue su principal aliado.

La ambición que despertó en el dirigente radical ya no se detendría, y así, busca oportunidades para hacer política, mentirle a los vecinos y opinar de lo que no sabe subestimando la inteligencia de los vecinos.

Organizador de la parte política de los reclamos por más seguridad, sus propuestas además de ridículas son ineficientes, el mismo se muestra como un oportunista al sacar comunicados incoherentes, sin propuestas concretas y lo mismo replica en su proyecto de ordenanza para el HCD donde le falta el respeto a los vecinos.

Pero el colmo de la incoherencia, del respeto por los ciudadanos de Avellaneda en un tema tan delicado como es la seguridad lo da el mismo, cuando publica una reunión «de trabajo» con la visita de la concejal Eyleen Viglianco de la UCR de Quilmes, ex funcionaria macrista pero del espacio del ex intendente radical Fernando Geronés.

Tal vez a algunos les suene el apellido, es ni más ni menos que el intendente que iba camino al record de denuncias penales con más de 30 acusaciones, algunas en grado de tentativa que pasan por corrupción en la administración pública, enriquecimiento ilícito y es el mismo que fue noticia cuando en Bariloche es demorado por la policía al circular en una camioneta con pedido de captura por robo y con documentación apócrifa, por la denuncia de defraudación al Estado a fines del 2019 fue absuelto, aunque acumula denuncias por muchos de sus actos, en las que no fue demostrada su inocencia, sino que por el paso del tiempo y la curiosa inacción de la justicia prescribieron.

Curiosa gente con la que se rodea Landaburu para buscar soluciones a la inseguridad, faltó Gerardo Millman en la foto y era cartón completo de hipócritas, digo el ex candidato Luis Otero, no recuerda las noticias que generó Geronés?. Así estamos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *