la Suprema Corte bonaerense se reunirá con judiciales

  Trabajadores de la Asociación de Judiciales Bonaerenses (AJB) se movilizaron este jueves hacia la Corte Suprema de Justicia de La Plata donde realizaron una permanencia hasta las primeras horas de esta noche. Autoridades del máximo órgano de justicia provincial accedieron a mantener este viernes una reunión con dirigentes gremiales para analizar la compleja situación del reclamo salarial.

Tras rechazar la última oferta de aumento salarial ofrecido por la cartera laboral de la Provincia, los judiciales exigen “un trato igual al de los demás gremios” y que la Corte intervenga para solucionar el conflicto.

En declaraciones, el secretario general de AJB Lomas de Zamora, Jorge Sotelo, explicó que además del reclamo salarial “hay que solucionar el tema de los salarios de los auxiliares terceros, que son los más bajos de todos y rozan la indigencia” y que el Poder Judicial no adhiere a la fórmula que la asociación plantea, que es la de “ascender a todos los que tienen ese cargo”.

“Si bien al aumento que nos ofreció el gobierno de María Eugenia Vidal incluye un 1,5 por ciento extra para los auxiliares terceros, nos parece más sano con otras instancias porque nosotros hace dos años que pedimos un aumento igualitario para todos y que no haya muchos diferenciados para evitar conflictos. Queremos buscar una fórmula que no sea un aumento sino una solución más definitiva para los compañeros”, puntualizó.

En tanto, luego de conocerse la reunión a la que accedió la Suprema Corte, la AJB anunció que el martes próximo se realizarán asambleas en todos los departamentos judiciales para analizar los resultados de la reunión de este viernes.

La oferta de la administración bonaerense fue de un 21,5 por ciento en cuotas: un 2 por ciento en enero, otro dos en febrero, 8 por ciento más en marzo, 14 por ciento en julio y el resto en septiembre con cláusula gatillo de septiembre y diciembre. En referencia a esto, el dirigente disparó: “Es insuficiente. No podemos tolerar que no tengamos un trato igual al del resto de los gremios”.

Y agregó: “Entendemos que es una cuestión de disciplinamiento por el alto conflicto que venimos desarrollando en los últimos dos años. Ni los gremios, ni los trabajadores, quieren vivir en conflicto, sino encontrar un nivel de vida mejor o mantenerlo y esa no es la situación que nos proponen”.

Según Sotelo, el aumento fue rechazado por “unanimidad” y “por todas las departamentales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *