Tres jóvenes fueron detenidos tras la denuncia penal ante la Fiscalía de Chilecito, La Rioja, que realizó la familia de la víctima. Conmoción en la zona.

La publicación de un video en la red social Facebook sacó a la luz un aberrante hecho de abuso sexual, en perjuicio de un niño de 11 años. Esto motivó una denuncia en la Fiscalía y ya hay tres personas mayores de edad detenidas.

Fuentes altamente confiables confirmaron el caso a El Independiente de La Rioja. Si bien el hecho data de fines de octubre pasado, la denuncia fue realizada recién el lunes último, ante el Ministerio Público Fiscal con asiento en la ciudad de Chilecito.

De esta manera, tomó intervención la Justicia y, el martes, el Juzgado de Instrucción competente, libró sendas órdenes de allanamiento y detención, en contra de los tres involucrados, oriundos del distrito Los Sarmientos.

Por tratarse de un delito de instancia privada, no hubo información oficial a la prensa.

Por este mismo motivo, los datos filiatorios de la víctima se mantienen bajo estricta reserva.

No obstante, se pudo conocer que los tres jóvenes detenidos habrían manoseado al niño en sus partes íntimas, simulando una masturbación, sin llegar al acceso carnal. Todo esto fue filmado por uno de los involucrados y subido luego a la red social Facebook.

Justamente la publicación del video en Internet, fue lo que permitió conocer el caso y esto desembocó en la denuncia penal. Fue un conocido quien dio aviso a los familiares directos de la víctima, sobre el video que circulaba en la red. Hasta entonces, ellos no sabían nada. Por eso, la demora en la denuncia.

A partir de entonces, el video fue copiado y presentado junto con la denuncia ante la Justicia, por la progenitora del pequeño. Ya en conocimiento de sus padres del hecho, la propia víctima se habría referido al mismo.

De inmediato, la Justicia tomó cartas en el asunto y ordenó los allanamientos correspondientes, con el secuestro de elementos que puedan aportar a la causa. Estos mismos procedimientos terminaron con la detención de los sospechosos.

En la misma línea, una de las fuentes consultadas señaló que todavía quedan una serie de pruebas por recabar, en el marco de la investigación judicial.

Finalmente, se prevé que el pequeño sea asistido por un psicólogo, para superar el trauma que estaría pasando.

Sin duda, la digitalización del video y su posterior publicación a través de Internet, permitió que el caso saliera a la luz y, con eso, su judicialización.

A partir de entonces, es deber de la Justicia velar por la protección y asistencia a la víctima. En pos de resguardar su integridad moral y su privacidad, una de las medidas necesarias es la prohibición de la divulgación del video, por cualquier medio. Hasta el momento, no se pudo conocer si la Justicia arbitró los medios necesarios para su eliminación de la red virtual.