La Plata:El adolescente que mató a otro en un auto robado es hijo de un policía

El adolescente de 17 años, detenido por asesinar de un disparo en la cara a un amigo de 15 años en el interior de un auto robado, es hijo de un policía bonaerense al igual que los demás jóvenes involucrados en la investigación.

Fue el desenlace trágico de una noche de excesos. Un adolescente de 17 años – hijo de un policía – mató a un chico de 15 adentro de un coche robado, sin motivo aparente y en plena madrugada.

Ocurrió ayer a las 5, en 135 entre 62 y 63, en la localidad de Los Hornos. El responsable del crimen fue detenido en el lugar y quedó a disposición del Fuero de Responsabilidad Juvenil, que dispuso su internación en un instituto con medidas de seguridad. Según trascendió, tiene antecedentes por otros episodios delictivos.

Según la reconstrucción que hicieron los investigadores, Tomás Pérez Guerrero (15) recibió un disparo de un revólver calibre 38 en el interior de un Ford Ka cuando regresaba de un baile junto a cuatro amigos (el hijo del policía y otros tres que, según una versión no confirmada, también serían hijos de agentes de la Bonaerense ). El auto había sido robado a pocas cuadras de ahí el 18 de marzo.

Al parecer, los adolescentes pasaron la noche en un boliche ubicado en el Camino Centenario, en Gonnet. Sobre el final de la fiesta, el autor del disparo se ofreció para llevarlos a todos a sus casas, que están en Los Hornos. Aunque todavía no están los resultados de las pericias, hay sospechas de que algunos integrantes del grupo habrían consumido drogas .

No se sabe si por eso o por otro motivo aún desconocido, a pocos metros de la vivienda de Pérez Guerrero el conductor del auto robado sacó el revólver de la guantera y dijo: “Voy a matar al Tommy”. Segundos después, se dio vuelta y apoyó el arma en el pecho de Tomás.

Concretó la ejecución sin que nadie intentara detenerlo .

Desesperados, los jóvenes sacaron a Pérez Guerrero del Ford Ka e intentaron reanimarlo. El homicida se alejó con el coche, lo abandonó a dos cuadras y regresó .

Para entonces, había llegado una patrulla de la comisaría tercera. A los pocos minutos apareció una ambulancia. El acusado habría intentado un supuesto intento de robo.

Pero lo detuvieron enseguida .

En tanto, Tomás Pérez Guerrero fue trasladado hasta el hospital San Juan de Dios. Pero murió en la guardia.

Según trascendió en fuentes judiciales, el imputado vive en Villa Elvira con su padre, un suboficial de la Bonaerense que se desempeñaría en una comisaría de La Plata. No está claro si el muchacho fue quien robó el Ford Ka, pero se sabe que habría tenido otros ingresos a comisarías platenses por robos y asaltos.

La investigación quedó a cargo del Juez Juan Benavídez, que imputó al joven por robo calificado de automotor y homicidio.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *