La Plata: Motín de mujeres en cárcel de Los Hornos

  Un grupo de internas de la cárcel de la localidad bonaerense de Los Hornos quemaron colchones por una supuesta negligencia. Cuatro detenidas sufrieron heridas de diversa consideración.

Horas de tensión. Un grupo de detenidas en la cárcel de mujeres de la localidad bonaerense de Los Hornos, partido de La Plata, desataron una revuelta con quemas de colchones al enterarse de la muerte de una compañera. Cuatro de las allí alojadas sufrieron heridas de diversa consideración.

A raíz de esta protesta, más de una docena de internas fueron trasladadas a la Unidad 33 platense con el objetivo de descomprimir la situación del pabellón en el que se produjeron los hechos, indicaron desde el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Todo comenzó el sábado a las 18, cuando Luisa Cienfuego (49), una de las detenidas en el pabellón 4 del penal de Los Hornos, murió por problemas de salud.

Según fuentes del SPB, luego que algunos familiares le informaron que un sobrino había sido detenido, la mujer fue trasladada por una afección cardíaca a una Unidad de Pronta Atención (UPA) más cercana, donde los médicos no pudieron estabilizarla y falleció de un infarto.

Al enterarse de lo ocurrido, las compañeras de Cienfuego iniciaron cerca de las 21 una revuelta en protesta por la presunta negligencia en la atención de la mujer y denunciaron demoras en trasladarla a un centro médico.

La revuelta de unas 41 mujeres, según fuentes oficiales, tuvo lugar en la Unidad Nº 8, ubicada en 149 entre 70 y 71, luego que familiares de la interna fallecida, identificada como Luisa Elena Cienfuego, oriunda de Lomas de Zamora, fueran hasta esa cárcel para manifestar su descontento por la suerte corrida por aquella.

La protesta de los familiares de Cienfuego, por una presunta asistencia tardía, determinó que compañeras del Pabellón 4 de ese establecimiento carcelario provocaran dichos desórdenes ante la supuesta negligencia en la atención a la reclusa.

Por eso, en ese sector de la Unidad Nº 8 algunas internas comenzaron a prender fuego colchones, por lo que fue necesario convocar de urgencia a bomberos del cuartel de Los Hornos. Recién al cabo de un buen rato esos servidores lograron controlar la situación.

El desencadenante
Cienfuego habría sufrido una indisposición alrededor de las seis de la tarde, mientras estaba en el Pabellón 4. Entonces, para una mejor atención médica, fue conducida hasta el UPA de Los Hornos, donde, siempre al decir de fuentes oficiales, habría ingresado con vida.

Sin embargo, su cuadro de salud empeoró y poco después dejó de existir, pese a los denodados esfuerzos de los médicos por salvarle la vida al tratar de estabilizarla clínicamente de lo que se definió como una «insuficiencia cardíaca». Más allá de ello, en la comisaría Tercera se instruyeron actuaciones por «averiguación de causales de muerte».

Los pesquisas además reflejaron que Cienfuego ya había sido trasladada al UPA de Los Hornos en otras ocasiones, también ante complicaciones cardíacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *