La Plata: Escándalo sexual con el concejal Fernando Ponce de CAMBIEMOS

Luego de que recibiera varias denuncias que se investigan en la justicia penal, el concejal por CAMBIEMOS y hasta hoy presidente del HCD de La Plata, renunció a la presidencia pero no a la banca.

La renuncia de Ponce a la presidencia, lejos de calmar los ánimos en la política local, generan una duro cruce de acusaciones donde la oposición denuncia que es todo una puesta en escena para no ir a las elecciones con esta clase de personajes mostrando impunidad, la orden habría sido dada por la propia María Eugenia Vidal y convalidada por el intendente Garro.

Una ex empleada de la municipalidad de La Plata denunció en una carta publicada en su muro de Facebook al presidente del Concejo Deliberante local, Fernando Ponce, por abuso e intento de violación.

Ponce, que pertenece al bloque de Cambiemos platense, fue acusado por Annabella Beltrachini, quien afirmó en su carta hecha pública que “No me callo más”, y anunció que realizó la denuncia penal pertinente en la fiscalía de 7 y 56”.

La presentación fue realizada en mesa de entradas de fiscalías y recayó en la UFI 16 de Juan Cruz Condomí Alcorta, aunque el imputado rechazó las acusaciones y se presentó a la Justicia para desmentir los hechos que se le atribuyen.

Según relató, el hecho en cuestión habría ocurrido entre junio y julio de 2017, cuando trabajaba para el concejal realizando encuestas. En una oportunidad, según relata Beltrachini, Ponce “la habría hecho entrar a su despacho, y luego de revolearle el celular, habría intentado que la joven le practicase sexo oral, situación de la que pudo escapar al salir corriendo y llorando de ese lugar”

Beltrachini, que trabajó en esa área de abril y noviembre de 2017, señaló que luego de ese episodio “no quería ir más a trabajar, porque además de cómo nos explotaban, me sentía mal, e incluso supe que muchas más chicas habían pasado por lo mismo y lo minimizaban diciendo ‘Fernando es así’”.

Además, remarcó que “un día me llamó otra vez a su oficina y me dijo que si yo decía algo iba a pasar algo terrible, por eso renuncié y durante largo tiempo tuve ataques de pánico y ansiedad, y sigo teniendo miedo de que un político tenga más poder que yo”.

La joven, representada por la abogada Carolina Espinosa, aseguró haber vivido con pánico durante un año, pero señaló que “al comprobar que hay muchas mujeres que comenzaron a animarse a relatar sus pesadillas vividas, tomé coraje para hacer pública dicha denuncia y luego a realizarla en la propia justicia”.

Hace un tiempo, el titular del concejo había estado implicado en una situación de violencia. Fue en junio de este año, cuando la concejal Victoria Tolosa Paz, del FPV, presentó tres denuncias contra Fernando Ponce: una en el fuero penal ante el mencionado juzgado en lo Correccional Nº 3, otra en el Consejo Provincial de la Mujer y la restante ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo.

El hecho ocurrió en la sesión del 6 de junio pasado cuando Ponce descalificó, en una extensa y acalorada alocución, a la concejal, no por sus opiniones o declaraciones, sino por la situación judicial de la persona con quien ella está casada, el ex secretario de medios José “Pepe” Albistur.

La violenta intervención provocó el repudio generalizado del cuerpo, y en particular de cuatro concejales que luego publicaron una declaración titulada: “Violencia de Género: ¿el Concejo Deliberante de La Plata en manos de un misógino?, ¿cómo debatir con un maltratador verbal?”, y allí le pedían a Ponce que se disculpe públicamente y revise “los modos discriminatorios de dirigirse a las concejales”.

Por tal denuncia la jueza Gabriela Buscarini, a cargo del Juzgado en lo Correccional Nº 3, resolvió la medida para que el titular del cuerpo deliberativo se abstenga de “realizar conductas que impliquen actos de intimidación, perturbación u hostigamiento, tanto en el ámbito público como privado” contra la edil opositora.

Saliendo al cruce de esta acusación, Fernando Ponce se presentó en la justicia junto con su abogado Marcelo Peña para denunciar la falsedad de los hechos, y dijo que lamenta “que estos acontecimientos estén impulsados por un grupo político opositor”, en alusión a la presencia de la concejal Victoria Tolosa Paz y las referentes políticas Paula Lambertini, Maia Luna y Betina Rolfi.

“En lo particular lo que estamos tratando de sostener es que los fundamentos son inverosímiles.

Las medidas probatorias van a sostener que lo que se dijo es falso, que no tiene sustento”, indicó Peña, quien hizo hincapié que le llamó la atención que en la presentación realizada contra su defendido hubiera personas vinculadas a la política de la Ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *