La oficina anticorrupción desestimó denuncia contra Gladys González, con argumentos ridículos

  La denuncia había sido realizada por dirigentes del SOMU porque la actual senadora llegó a cosechar tres cargos públicos en simultáneo. La Oficina Anticorrupción, que dirige Laura Alonso, señaló que puede haber incompatibilidades pero se declaró incompetente.

Gladys González, sobre el final de su gestión al frente del gremio, de la fundación y de la mutual, además de ser diputada nacional, fue nombrada directora de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), con lo que sumó tres cargos públicos en forma simultánea.

La OA resolvió sostener que no hubo hechos de corrupción comprobados, que la renuncia posterior de González la exime de explicaciones, que no hay delito y que, en todo caso, se puede constatar una situación de incompatibilidad, pero que Alonso es prescindente de los hechos de incompatibilidad por lo que no tenía motivos para pronunciarse en el caso.

La resolución de la OA se da horas después de que varios medios publicaran las sospechas respecto de que parte de la plata para el financiamiento de la campaña de Cambiemos en 2017, hoy sumergida en el escándalo de los aportes truchos, haya salido de la intervención de SOMU a cargo de González, quién, aseguran desde el gremio, devolvió el sindicato con las cuentas en rojo y la mutual quebrada.

El reconocimiento oficial de la OA respecto de las incompatibilidades es una grave contradicción entre la posición personal que puede tener un funcionario ante determinados temas y sus funciones y obligaciones, ya que es justamente la incompatibilidad de funciones en las que pueda incurrir un funcionario, un tema de intervención de la OA y su posterior presentación a la justicia ordinaria para que se investigue si además de la falta administrativa existe un delito penal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *