La línea 60 sigue de paro

Trabajadores reclaman a la empresa por el despido de dos compañeros y la falta de mantenimiento de los coches.

Choferes de micros de la línea 60 continúan durante la noche del martes con un paro por tiempo indeterminado en protesta por los despidos de dos trabajadores y en reclamo de la reparación de las unidades que posee la empresa. 

En tanto el miércoles, a partir de las 12, los delegados de la comisión interna de la Línea 60 mantendrán una reunión con representantes de la patronal en la Secretaría de Trabajo para encontrar un principio de solución al conflicto, según consignaron fuentes gremiales.

«La medida de fuerza se lleva adelante por el estado de los micros, que no tienen mantenimiento ni se les hacen las reparaciones necesarias», señaló Néstor Marcolín.

El gremialista destacó que «se han producido accidentes por falta de frenos en las unidades y se culpa a los choferes, a raíz de lo cual en los últimos 15 días despidieron a dos compañeros».

Asimismo, el delegado de los choferes precisó que «la falta de frenos en las unidades tiene que ver con que no se hicieron las fosas para repararlos en la terminal cabecera de Barracas».

El estado precario de los micros de la Línea 60, que integra la empresa DOTA, además de ser denunciado por los choferes, también fue realizado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que lidera el dirigente Roberto Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *