La Justicia permite que se difunda un video íntimo por Internet

Déborah-del-ValleLa modelo argentina Déborah del Valle asegura estar destrozada por la decisión de la Sala B de la Cámara Civil.

La Justicia permitió que se difunda unvideo íntimo porInternet. La modelo argentina Déborah del Valle asegura estar destrozada por la decisión de la Sala B de la Cámara Civil, que determinó mantener en la web y permitir la divulgación del material.

La joven sostiene que la difusión de esas imágenes vulnera su intimidad y le dificulta conseguir otro tipo de empleo. Pero la Cámara Nacional en lo Civil revocó la medida cautelar que prohibía la difusión y que había sido ordenada hace un año por el juez Civil Juan Converset.

La cautelar vigente inhibía a los buscadores Yahoo, Bing y Google a emitirlas. Pero la interpretación de sala B fue en otro sentido y levantó la prohibición de las imagenes de alto voltaje.

El fallo dice que como ella había participado en una producción erótica de Playboy TV, el video que pedía que bajaran no pertenece a su ámbito privado y, por lo tanto, no es íntimo.

Del Valle demandó en 2013 a Google y también a Yahoo SRL y a Bing, de Microsoft de Argentina. A partir de allí tuvo que abandonar el país, porque se sintió expuesta y perseguida.

Fue bailarina de Jorge Ginzburg y desde hace varios años confiesa estar en tratamiento psiquiátrico por este tema. Hoy con 30 años trabaja como asistente de entrenamiento de caballos de carrera y se refugió en los Estados Unidos, de donde piensa volver para hacerse cargo de su defensa junto a sus abogados.

Fue elegida Miss Reef en 2004 y probó suerte como vedette en Chile y México. De acuerdo al fallo, para el tribunal «no se distingue el límite entre la actividad laboral y profesional que ha desempeñado la actora y el contenido cuestionado».

A esto, agregan que de su propio relato, se explicita que la mujer «tomó conocimiento en 2006 de la divulgación del material denunciado, y que recién promovió la pretensión cautelar en 2013». Y por eso revocaron la medida cautelar que había dictado el juez Juan Manuel Converset en septiembre del año pasado. Así, el video puede volver a los buscadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *